Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Afiliación Elite: Crodwell, Assassination Academy
Mar Ene 08, 2013 8:01 pm por Invitado

» · Sta. Lucía · Afiliación Élite
Vie Nov 30, 2012 11:21 pm por Invitado

» Once Upon a Time in Storybrooke {Afiliación Elite}
Sáb Nov 03, 2012 5:50 pm por Invitado

» Fruit of the poisonous tree [Elite]
Mar Oct 23, 2012 9:09 pm por Invitado

» Literary and Graphics [Afiliación élite; RECIÉN ABIERTO]
Sáb Oct 13, 2012 7:33 pm por Invitado

» Welcome to Ravensville [Élite]
Jue Oct 11, 2012 2:07 pm por Invitado

» Erase una vez [Afiliación élite]
Mar Oct 09, 2012 6:07 pm por Invitado

» Registro de PB
Dom Oct 07, 2012 4:43 pm por Astrid Z. Roux

» El Árbol del Ahorcado {#} | Panem RPG | Normal
Dom Oct 07, 2012 2:17 pm por Invitado

The Hole Photobucket Photobucket 7th & Spring Thewalkingdeadrol Party Is My Lofe Age of Dragons Photobucket Guardianes Another Praga 28_194846_96xb13 Rol Anatomia de Grey

"Y comeréis las carnes de vuestros hijos"...o algo así || Lenka

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Y comeréis las carnes de vuestros hijos"...o algo así || Lenka

Mensaje por Oliver E. Maverick el Jue Sep 27, 2012 7:15 pm

Se tambaleaba. De un lado a otro el cuerpo del demonio se movía sin final. Su visión borrosa le impedía diferenciar lo que era una pared de un árbol. Y se chocaba una y otra vez, tropezaba con sus propios pies y, para terminar, se reía sin cesar. Una risa honda, malvada e incluso mezquina. Era esa... esa que dejaba ver la naturaleza infernal de Belcebú. A su alrededor la gente la miraba, con desprecio, con asco e incluso con lástima. Mas nada le importaba al ente malévolo que llevaba el cuerpo de Oliver por el pecado ¿Qué eran unos cuantos más comparados con todos los cometidos? Ya estaba destinado a arder bajo las llamas de Lucifer y su séquito. Perdido para siempre entre la oscuridad de su interior y la de aquellos que lo acompañaban en su suerte. Y le encantaba.

Se dirigía a lo que Belcebú mencionaba como su hogar, pero no era más que el lugar donde sentirse solo. Era eso lo que no le gustaba en absoluto. En aquel momento deseó volver al burdel del que había salido hacía más bien poco. Un garito de mala muerte donde las almas perdidas del mundo ahogaban sus penas entre las piernas de magníficas féminas humanos. El demonio había pasado una noche y una mañana entre pecaminosos deseos y acciones a pesar del asco que debía sentir para con los mortales. Ahora estaba borracho. Tampoco sabía demasiado bien qué hacía en un parque. Odiaba la vitalidad de la vegetación y la alegría de los niños al corretear a su alrededor.—Parad, joder.—su voz sonó gangosa y cansada. Mientras caminaba con dificultad Belcebú metía la mano en uno de los bolsillos de la ropa para sacar un cigarro y un mechero. Placeres mortales, otro pecado contra la salud. El tabaco. Se había vuelto adicto porque su cuerpo humano así lo era.

Sin prestar ateción Belcebú visualizó un banco. Iba a sentarse allí un rato. Pero entonces se tropezó y precipitó contra el suelo su cuerpo, dándose un golpe contra el mismo. Allí volvió a reirse mientras se giraba, ahí tirado, quedando boca arriba con el cigarro en la boca.—Vaya, deja de ponerme zancadillas.—levantó una mano al cielo, hablándole al todo poderoso señor y creador de la Tierra y la humanidad. Ese en el que Belcebú había perdido toda fé y devoción hacía ya tanto tiempo.
No se movió ni un poquito de dónde estaba, interponiéndose en el camino de cuantos querían pasar por allí. . Sin embargo no le importó lo más mínimo. Finalmente de su boca salió humo en forma de círculo, dibujando ondas en el vacío que terminaron por desaparecer.
avatar
Oliver E. Maverick

Mensajes : 8
Puntos : 7
Fecha de inscripción : 23/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Y comeréis las carnes de vuestros hijos"...o algo así || Lenka

Mensaje por Lenka D. Bläzik el Jue Sep 27, 2012 8:06 pm

Había pasado la peor semana de su vida, y tenía la sensación de que las cosas solo iban a empeorar. Las últimas noches había dormido poco y nada, gracias a las pesadillas que invadían sus sueños. La falta de sueño, sumado a los mareos matutinos lograban una combinación fatal, que terminaba por ponerla en un estado de sensibilidad eterna y malhumor constante. Odiaba estar así, pero no tenía nada para hacer contra esto. Por si fuera poco, faltaba entregarle la agradable noticia al padre del niño. O niña, vaya uno a saber que era lo que tenía dentro. Pero no lograba encontrarlo por ningún lado. No había aparecido por los lugares que solía frecuentar, y Lenka temía que se hubiera evaporado incluso antes de saber lo que le esperaba. Porque si, la muchacha no pensaba criar al bebe sola. Alguien más tendría que hacerse cargo de esto, pues era tanto su culpa como la de él. Había salido del gimnasio, aunque no había entrenado nada. Se había dedicado a mirar a los demás, y a pensar, algo que llamó la atención de sus colegas de boxeo, pero no iba a explicarles nada, no era asunto de ellos. Ahora, vagaba por aquel parque con actitud perdida, como buscando un lugar al cual perteneciese.

La visión que obtuvo cuando comenzó a caminar un poco para despejar su cabeza, fue la de un hombre en estado deplorable, que caminaba entre tambaleos de aquí para allá. Podía escuchar las palabras despectivas de la gente que pasaba cerca, pero no fue eso lo que llamó su atención, sino el parecido que tenía al hombre que andaba buscando. ¿Era él? Lo vio tropezar y caer, solo para darse vuelta y seguir fumando. Estaba borracho, pero no supo cuanto hasta que se acercó a él con el ceño fruncido para asegurarse de que fuera quien creía. El aroma a alcohol era fuerte y le provocó un fuerte dolor de cabeza. –¿Oliver? – Preguntó cuando le vio así, riéndose de la nada misma, completamente ido. Genial..¡Que buen partido había elegido! - ¿Qué demonios estás haciendo ahí? – Le espetó en un tono enojado. Estaba enfadada con él por estar borracho, y por meterla en tantos problemas. Le dedicó una mirada fatalista, una mirada de negación completa hacia eso que veía.

-Ponte de pie..¿Quieres? – Le pidió tratando de suavizar el tono. Era la tarde y ya estaba así de borracho. Se preguntó que tanto había tomado, y de donde venía, pero resolvió que no quería saberlo. – Vamos, levántate, tenemos que hablar. – Entonces extendió su mano hacia él, para ayudarle a ponerse de pie de una vez por todas. Con alcohol en la sangre o no, tenían que tener una conversación. Hubiera preferido que fuera con él sobrio, pero no se pudiera pedir todo. Tenía que conformarse con que lo había encontrado.
avatar
Lenka D. Bläzik

Mensajes : 32
Puntos : 41
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Y comeréis las carnes de vuestros hijos"...o algo así || Lenka

Mensaje por Oliver E. Maverick el Lun Oct 01, 2012 2:14 pm

El cielo quedó tapado entonces por la visión de una joven, alguien que debía conocer y que sin embargo no recordaba. Belcebú no se movió cuando ésta empezó a hablarle, ni si quiera le contestó, se limitó a seguir riendo y a imaginar que la cantarina voz de la castaña no iba con él ¿Hablar? Belcebú no estaba por la labor de hablar, no por su estado, si no porque no le daba la gana. A pesar de todo, pensó que era una buena manera de divertirse y de enterarse quién era la joven de ojos luminosos y rostro enfadado.
Observó momentáneamente la mano tendida frente a él y, antes de cogerla para impulsarse y levantarse, tiró el cigarro hacia un lado sin apagarlo si quiera ¿Que más le daba a él lo que pudiera o no ocurrir por su culpa?

Dando pasos de ciego, el muchacho consiguió sentarse en un banco cercano al lugar en el que había caído. Suspiró un par de veces antes de apoyar sus dos manos en el respaldo del asiento y extenderlos a lo largo del mismo, quedando con los brazos abiertos en cruz, las piernas medio cruzadas y la cabeza echada hacia atras.—¿Quién coño eres tú?.— su voz sonaba aún gangosa y entrecortada por no conseguir vocalizar bien lo que decía. Levantó la cabeza, mirando entonces a la humana que se encontraba con él. Belcebú debía haberse informado mejor sobre la vida del muchacho que poseía, sin embargo se había dedicado simplemente a disfrutar de él. A cambiar el rumbo d euna vida que claramente no le pertenecía y, por supuesto, a matar el alma vivaz de la persona que le había servido como anfitrión.

Y date prisita en terminar o me iré sin más.— la realidad era que Belcebú no estaba para tonterías mundanas. Él no trataba con problemas, los ocasionaba. Y si ella, la chica que parecía conocerlo, no se daba cuenta de la realidad de la situación, pronto comprendería que era mejor mantenerse alejado del príncipe del infierno. Un príncipe que hacía honor a su puesto y asu nombre, como uno de los demonios más sádicos y masoquistas que pudieran existir en todo el Averno.
Por último el ente oscuro decidió encenderse otro cigarro, quizás así se le pasara antes la cogorza que llevaba, aunque lo único que conseguía era agravar la misma.
avatar
Oliver E. Maverick

Mensajes : 8
Puntos : 7
Fecha de inscripción : 23/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: "Y comeréis las carnes de vuestros hijos"...o algo así || Lenka

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.