Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Afiliación Elite: Crodwell, Assassination Academy
Mar Ene 08, 2013 8:01 pm por Invitado

» · Sta. Lucía · Afiliación Élite
Vie Nov 30, 2012 11:21 pm por Invitado

» Once Upon a Time in Storybrooke {Afiliación Elite}
Sáb Nov 03, 2012 5:50 pm por Invitado

» Fruit of the poisonous tree [Elite]
Mar Oct 23, 2012 9:09 pm por Invitado

» Literary and Graphics [Afiliación élite; RECIÉN ABIERTO]
Sáb Oct 13, 2012 7:33 pm por Invitado

» Welcome to Ravensville [Élite]
Jue Oct 11, 2012 2:07 pm por Invitado

» Erase una vez [Afiliación élite]
Mar Oct 09, 2012 6:07 pm por Invitado

» Registro de PB
Dom Oct 07, 2012 4:43 pm por Astrid Z. Roux

» El Árbol del Ahorcado {#} | Panem RPG | Normal
Dom Oct 07, 2012 2:17 pm por Invitado

The Hole Photobucket Photobucket 7th & Spring Thewalkingdeadrol Party Is My Lofe Age of Dragons Photobucket Guardianes Another Praga 28_194846_96xb13 Rol Anatomia de Grey

I need a superhero II Ánima

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Lun Sep 24, 2012 8:26 pm

Estaba en la comisaría, comiendo rosquillas como un ceporro mientras hablaba con sus compañeros, cuando de pronto han recibido una llamada que les ha cortado el rollo por completo. Ha sido él mismo quien ha cogido el teléfono, aprovechando que era el único que no tenía la boca llena, para dar después la noticia al resto de que han entrado a robar en una casa. Vamos, nada fuera de lo normal, lo raro es que no se trate de un asesinato o una violación, últimamente están bastante acostumbrados a tratar asuntos de ese tipo, no supondría una novedad. Como estaba muy dispuesto a librarse de toda esa panda de inútiles, todos humanos, ha sido quien se ha prestado a ir a echar un vistazo, para ver si queda algo que se pueda salvar. Al salir de la comisaría ha cogido el coche, ha puesto las sirenas y le ha dado al acelerador a base de bien, aprovechando que él tiene preferencia máxima al tratarse de una urgencia. Hay cosas de su trabajo que disfruta mucho, y poder ir a la velocidad que quiera en estos casos es una de ellas. El hecho de disponer arma propia o de tener autoridad sobre muchos otros también es algo que le gusta, aunque tal vez no tanto. De todos modos él ya se siente superior al ser un demonio. No hay nada que se le pueda comparar, está por encima de las demás razas y de muchísimos demonios. Claro que, como siempre, hay algunos demonios a los que tener respeto, aunque por suerte no suele tratar con ellos. Más razones para que su ego esté sobrealimentado.

Se detiene junto a al bloque de pisos que corresponde, y se baja del coche para después cerrarlo con llave. Que en esta ciudad ya desmantelan hasta los coches de los policías, y eso que por lo general no suelen dejar nada dentro que sea de valor. En resumen, una pérdida de tiempo. Sube las escaleras a un paso más o menos ligero, y cuando llega a la puerta se planta frente a ella y toca con los nudillos. Si la hubiese encontrado entreabierta hubiese cogido su arma y hubiese entrado con cautela, por si el ladrón resulta ser también un asesino o por si todavía sigue ahí. No cree que sea el caso, pero de todos modos deposita la mano sobre su arma de fuego, por si resulta que la persona que abre la puerta no corresponde con el tipo de voz que ha escuchado al otro lado del teléfono. Esa sería una gran sorpresa.

¿Señorita? No se preocupe, es la policía — está nervioso, repentinamente se siente como... como si no estuviese en un buen sitio, o como si al otro lado de la puerta hubiese algo que no le termina de gustar. Sujeta con más fuerza el arma que tiene en el cinturón y espera paciente y atento a que la puerta se abra. Si no se abre tendrá que tirarla, y hace poco que se ha incorporado al trabajo después de haber recibido un disparo en el hombro, no es que esté en su mejor momento.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Lun Sep 24, 2012 9:20 pm

Había pasado un día estupendo, aquellos niños eran como esponjas, aprendían rápidamente y además eran tan cariñosos que casi creía tener una parte del cielo en su aula, literalmente. A Umabel no le costaba en absoluto sonreír pero es que con aquellos niños era...casi automático. No le costaba imaginar porque Ánima mostraba tanta dedicación a ellos. Cuándo las clases terminaron se despidió de ellos con un gran abrazo, sintiendo esa sensación tan plena, tan apacible y tranquila. Era indescriptible. Recogió sus cosas mientras echaba un vistazo a aquella habitación y cerró la puerta tras de sí mientras emprendía camino al apartamento. Agradecía mucho el hecho de que Ánima recordase como comunicarse con aquellos pequeños, ya que Umabel no lo habría aprendido con tanta sultura, se preguntaba como una persona que ni siquiera podía hablar, podía comunicar tantas cosas con las manos. Seguro que era gracias a la gracia de Dios, que les privaba de un sentido pero potenciaba los demás como "consuelo".

La ojiazul siguió caminando con distracción aún maravillada por todo lo que estaba viviendo. Suponía que eran esos sentimientos terrenales los que le hacía experimental aquellas situaciones que no podía expresar mediante palabras. Llegó a la puerta de abajo del apartamento pero mientras iba subiendo algo le decía que debía darse prisa, que algo estaba mal. Así que se dispuso a subir las escaleras con grandes zancadas, llegando hasta el portal. Estaba en lo cierto. Un nudo en el estómago de la morena se formo al ver que la puerta parecía forzada. Entró en el habitaculo poco a poco mientras se tapaba los ojos con las manos sintiendo una terrible angustia. Faltaban un par de joyas y aparatos electrónicos pero lo que más le dolía era que habían miles de cosas tiradas por el suelo. Álbumes de fotografía rotos, jarrones hechostrizas y muebles completamente destartalados. Casi podía sentir a Ánima retorciéndose de dolor al ver sus recuerdos ninguneados por un desconocido. Alguién que, de hecho, podría seguir allí. Se acercó a la cocina sigilosamente mientras cogía un cuchillo y llamaba a la policía para que viniese, por si el ladrón seguía por allí. Echó un vistazo a las habitaciones mientras esperaba a que la policia llegase, aún sintiendo esa sensación angustiosa que poco tenía que ver con la anterior. Escuchó una voz al otro lado y empuñó su cuchillo con fuerza al verse sobresaltada de esa forma, pese a que fuese el policia quien estuviese al otro lado la chica no bajó la guardia. Diría que esa sensación angustiosa se agravó de forma sospechosa.

V...Voy -murmuró mientras alzaba las cejas confundida, guardándose el cuchillo en la parte trasera de sus vaqueros-bien escondido- mientras hacía girar el pomo, abriendo al fin la puerta. Una punzada de incomodidad y un sentimiento de agrado que no comprendía-¡Ánima máldita seas!- recorrió a Umabel mientras miraba al rubio que había tras la puerta. No le faltó demasiado para saber que debía estar alerta.Ese aire tan embaucador, esos ojos tan fríos. Parecía uno de... Casi estuvo a punto de cerrarle la puert a en las narices, pero se recordó que Ánima no haría eso. Como si ella se lo impidiera de alguna manera y le empujase a cerciorarse.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Lun Sep 24, 2012 10:00 pm

Por algún motivo, cada vez se siente más y más incómodo, no sabe lo que hay al otro lado de la puerta, pero no le termina de gustar del todo. Se tensa cuando escucha la voz de la chica al otro lado, la cual es familiar debido a la llamada telefónica que ha hecho hace un rato. A medida que escucha los pasos, muy livianos, se tensa un poco más, mientras su mano se ciñe mejor al arma. Nota como su corazón se acelera, cosa a la que se acostumbró hace ya bastante tiempo. En un cuerpo humano a veces se siente algo más sensible que de normal, es imposible evitarlo, aunque se le da de lujo disimularlo. Retrocede medio paso antes de que la puerta se abra, ganando espacio por si lo necesita en caso de que las cosas no vayan bien, tal y como lo predice.

Y entonces comprende por qué se sentía de ese modo, aunque la puerta aún no se hubiera abierto. Ante él aparece una chica de rasgos felinos, delgada y con el pelo largo y oscuro. Por un lado le da la sensación de que es una chica muy delicada, como una muñeca de porcelana, pero al mismo tiempo tiene el aspecto de una fiera, como si fuese capaz de saltar sobre cualquiera con tal de defender lo que es suyo. No le pega demasiado a un ángel, eso es lo que le ha chocado. Además de haberse encontrado con alguien de esa raza, claro, que siempre le deja atontado durante unos pocos segundos. Su obsesión por los ángeles no es sana, de hecho es todo lo contrario. Siente tal necesidad por destruir ese bien, esa perfección, que se obsesiona con todo lo relacionado con ellos. Mide al detalle lo que hará, cómo lo hará y cuñando lo hará, es consciente de que son criaturas realmente inteligentes, aunque tienen un fallo: pueden llegar a ser bastante confiados. A Kaeden le gusta mucho jugar con ese aspecto. Ladea la cabeza y se queda en silencio mientras la mira fijamente, aún sin dar muestras de querer reaccionar. La está analizando con la mirada, no se termina de fiar. Sabe que un ángel puede resultar bastante peligroso, de modo que no le conviene arriesgarse a nada.

Imagino que el delincuente ya se ha largado —son muy rápidos, en cuanto tienen lo que quieren echan a correr como si huyesen del demonio—. Querrás poner una denuncia, ¿no? —suena algo frío y distante, no puede evitarlo, pero al menos se está comportando y está haciendo su trabajo. ¿Cuál es la finalidad de todo eso? Sólo él lo sabe. Da paso y medio para situarse cerca de ella y de la puerta, casi pidiendo permiso para entrar. No sabe si ella ha notado que es un demonio, o si sigue queriendo que él entre en casa. Teniendo en cuenta que no está recuperado del todo no quiere arriesgarse a una pelea, por eso se contiene—. Me gustaría poder ver la escena del... crimen —se supone que es lo que tiene que hacer. De pronto se acuerda de que aún tiene la mano sobre el arma, lo cual no debe inspirar demasiada confianza. La suelta y deja que caiga a un lado de su cuerpo, mientras ladea la cabeza y espera a que ella reaccione de algún modo.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Lun Sep 24, 2012 10:46 pm

Su mirada se mantuvo fija y curiosa, como si a través de ella pudiese descubrir infinidad de cosas. En realidad podían observarse unas cuántas como por ejemplo su expresión y nivel de nerviosismo. Él parecía realmente calmado y sin un ápice de temblor en su voz y en su cuerpo. Si realmente es un demonio es un astuto, todos los policías con los que había coincidido eran igual de fríos así que no era tan sencillo descrifar el enigma. En cambio ella tenía que luchar por contenerse, él le infundía respeto más no miedo. Estaba compungida por la situación pero no existía reacción de rechazo, más sabía bien que debía andar con mucho ojo. Por si acaso. Aunque Ánima trataba de buscar un resquicio de bondad en esas orbes azules cómo si intentase convencerse que no era un demonio. Más sus esfuerzos eran en vano, ya que sus ojos eran tan fríos como sus palabras. Era tan irónico que alguien que veneraba la maldad eligiese a un policia que se suponía que buscaba lo mejor para su ciudad pero suponía que debía de ser alguién corrupto. Él quizá lo era. Se dió cuenta de que llevaba mucho tiempo observándole en silencio, aunque no parecía intimidado en absoluto. Bajó su mirada hacia su arma que seguía entre sus manos, firme y dispuesta a disparar si era necesario. Pero algo le decía que no lo haría, no sería tan descarado.

He registrado las habitaciones. No hay nadie en ellas -murmuró la moren a mientras asentía, haciendo un hueco a su lado y abriendo la puerta ligeramente. Le dejaría pasar, no había nada peor que mostrarse desconfiada en ese momento. Debía andar con píes de plomo, eso estaba muy claro pero tampoco podía rehuirle porque si sus sospechas eran reales él podía pensar que era temerosa y desde luego que no. No era su estilo mantener la cabeza gacha y si tenía que tener algún enfrentamiento con él lo tendría, siempre que fuese él el detonante- Claro, pase. Perdón por el desorden...ni siquiera me ha dado tiempo a recoger nada -comentó disculpándose mientras sonreía con suavidad fijándose en que había dejado su arma quieta yesperó a que el rubio entrase dentro, tenía que esforzarse en parecer "agradable" aunque su cabeza le gritase que desconfiase de él. Cerró la puerta cuándo se decidió a entrar y respiró con suavidad mientras caminaba hacía el salón dónde estaba la casa revuelta y habían cosas que faltaban. Se acercó a la mesa dónde se mantuvo en pie ya que supuso-y estaba segura que acertaría que mirándole desde abajo incluso intimidaría más aún de lo que lo hacía de por sí aunque Ánima se negó a mostrarselo abiertamente- Siéntese, por favor. Si quiere puedo ofrecerle algo de beber. -le pidió amablemente mientras señalaba las sillas, por si quería descansar mientras le tomaba declaración. En esos momentos entendió que la tierra era distinta al cielo, allí jamás se robaría nada ajeno. Y por lo visto aquí necesitaban orden para que no ocurriese. Aunque si le viese Dios en aquel momento no le reconocería, debía mantenerse serena y determinante, como siempre lo había sido y esperaba serlo siempre. Esperó a que hablase mientras recogía un mechón y lo dejaba reposar tras su oreja con suavidad.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Lun Sep 24, 2012 11:15 pm

Parece dudar, entiende perfectamente que le cueste dejar entrar a un demonio en su casa, cualquiera no lo hace. Por eso le deja su tiempo, no quiere parecer violento y que a ella le de por cerrarle la puerta en las narices, o cualquier cosa peor. Aunque, por otro lado, duda mucho que vaya a atacarle si él no ha hecho absolutamente nada antes, no suele ir con los ángeles. Cuando al fin se decide, entra al interior de la casa y le echa un vistazo a todo, analizándolo con la mirada. Lo ha dejado todo hecho un cristo, ciertamente, pero no esperaba un escenario diferente. Lo último que le apetece a alguien cuando le acaban de robar, es ponerse a recoger las cosas, como si eso fuese a ayudar a que uno se sienta mejor. Pese a que ha dicho que ha mirado las habitación, él no se termina de fiar, de modo que, sin su permiso, registra la casa, arma en mano, para ver si por un casual el ladrón no se encuentra escondido por algún sitio. Registra absolutamente todo, pero no da con nadie. Cuando se ha terminado de asegurar vuelve a buscarla.

Es normal que todo esté desordenado, me he encontrado con casas peores en otras ocasiones —que a juzgar por su pinta tampoco es que estuvieran demasiado recogidas antes del robo. Algo más tranquilo al haberse asegurado de que la casa está vacía a excepción de ellos dos, se sienta y saca una pequeña libreta y un bolígrafo, siguiendo los procedimientos que suele hacer siempre. En realidad no tiene mucha práctica en esto, suele dejar que lo hagan sus compañeros mientras él se dedica a echar un vistazo a la casa. Hoy le toca a él hacerlo todo, por desgracia—. Creo que no aceptaré bebida de un ángel, sois muy buenos, pero la cosa cambia cuando os encontráis con un demonio —pueden resultar muy peligrosos, ciertamente. Le dedica una sonrisa que es de todo menos adorable antes de sacar la punta al boli y mirarla fijamente, esperando una reacción antes de empezar con la primera pregunta—. Dime cómo te has encontrado todo. ¿La puerta estaba bien cerrada? ¿Estaba abierta? ¿Qué tipo de cosas se han llevado?

Está preparado para tomar nota de todo lo que ella tenga que decir, normalmente es muy rápido escribiendo, así que no necesitará que le dicte nada. Puede hablar normal, él ya se las apañará. Por otro lado, tiene buena memoria, de modo que tampoco supone un gran problema no apuntar un par de detalles. Devuelve sus ojos azules al ángel, que debe estar tan sorprendida como él. Vaya, quién le iba a decir que Kaeden iba a dar con un ángel así, por las buenas. Es suerte, desde luego.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Lun Sep 24, 2012 11:44 pm

Ella siguió de pie mientras esperaba a que él contestase, al contrario de lo que ella esperaba, el rubio no abrió la boca y empiezó a registrar todas las habitaciones buscando el rastro del ladrón. Su cuerpo se tranquilizó ligeramente cuándo le confirmó que en efecto no había nadie y sintió deseos de tirar el cuchillo que guardaba, sabiendo que ya no lo necesitaría. O quizá sí. Negó mentalmente ante el pensamiento y guardó el cuchillo en un cajón antes de que volviera. Él no le da importancia al desorden y se sienta así que la morena le imita ahora que por fin está segura de que no se va a clavar nada en el muslo. Le observa durante un instante, realmente no parece tan malo. Casi podría ser un ángel a excepción de su actitud, esas sonrisas enrevesadas eran perfectamente identificables. Quizá era parte de su juego, nada mejor que parecer confiable para clavarte la daga por la espalda en el último minuto. Ese era el estilo de los suyos. O al menos de la mayoría. Dios le había advertido que eran tan atrayentes como malignos y según sus sensaciones era por ello que no debía fiarse. No.

No me gusta el desorden. La casa nunca ha estado tan desordenada-murmuró encogiendo los hombros mientras cruzaba una pierna sobre la otra, después de preguntar si él quería algo de beber obtuvo una respuesta querealmente la descolocó. No lo esperaba en absoluto. Soltó una risa mientras alzaba una ceja observando su expresión, se tomó unos instantes pero decidió responderle ante aquella obviedad- No creo que seamos nosotros los pioneros en utilizar veneno -comentó la morena mientras le miraba negando con la cabeza dejando aquello de lado, respondería las preguntas, echaría a aquel demonio incisivo y seguiría con la vida normal de Ánima. Sí, eso era lo que debía hacer.

La puerta estaba forzada. Se han llevado la tele y algunas joyas, poco más. No había demasiado. Solamente he visto que estaba todo revuelto y algunas cosas rotas, supongo que esperaban encontrar algo más -comentó mientras se encogía de hombros ante él, miró al suelo y vió todas esas fotografías revueltas algunas incluso rotas, los restos del jarrón y los muebles... sintió pena por Ánima. Era cruel, hasta dónde había llegado el ser humano. Miró al chico y no pudo evitar preguntarse que vería de divertido en aquello, seguro que se lo estaba pasando en grande, viendo como "sufría" tanto ella como cualquier otro ser. No abre la boca en ningún momento, aunque quizá su expresión ya es lo bastante reveladora para el demonio que está frente a ella.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Mar Sep 25, 2012 8:38 am

Pues tiene que ver la casa de Kaeden, está todo hecho un auténtico desastre. Lo único que cuida un poco es la ropa que se va a poner, en eso sí que es bastante exigente. Si no está bien limpia y planchada entonces no se la puede poner. En cambio, otras cosas, están hechas un desastre, como puede ser la cama, que dejó de ser cama hace mucho tiempo, cuando las sábanas pasaron a ser un revoltijo, o la cocina, donde se acumulan un montón de trabajos de ciencia, como le dijo una vez un amigo. Le da pereza recoger, ¿qué pasa? La pereza es uno de los pecados capitales que debe cumplir, como buen demonio que es. Frunce el ceño un momento, mientras se da pequeños toques con el boli en la mano que tiene libre.

No, no sois los pioneros, pero habéis cogido práctica —no lo sabe por experiencia, pero sí ha conocido casos de envenenamiento por parte de un ángel. En el fondo, no son tan buenos como los pintan. Al menos no todos—. De todos modos sigo sin querer nada, me acabo de tomar un café en la comisaría —donde, la verdad, no están haciendo demasiado hoy. Supone que todo el mundo necesita desconectar un poco y descansar, aunque no es que corran tiempos como para hacer algo como siempre—. A veces la policía se dedica a comer rosquillas y beber café mientras la gente muere en las calles, y que conste que no son demonios. Son humanos —quiere saber hasta qué punto le va a molestar eso. Está tanteando el terreno, por así decirlo, para conocer cuál es el límite.

Apunta con rapidez lo que ella le dice, aunque sabe de antemano que no podrán pillar al tío. Ya es tarde. Aunque, tal vez, consiga que le devuelvan algunas de las cosas. Renovadas, por supuesto. Se queda pensativo nuevamente, antes de formular una nueva pregunta—. ¿Tienes idea de quién ha podido ser? Algún vecino que anda mal de dinero, alguien a quien le gustaría verte sufrir... no sé, cualquier sospecha —es la única posibilidad de pillar a la persona que ha robado las cosas. Si eso es una posibilidad, por supuesto. Entre lo que ella responde, saca el paquete de tabaco que guarda en los pantalones y se enciende un cigarro. No parece importarle el hecho de no estar en su casa, o de poder molestar al ángel. No contempla la opción de acatar sus órdenes.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Mar Sep 25, 2012 10:09 am

Movió el pie, nerviosa, su presencia le incomodaba y no le divertía. Parecía cómo si estuviese intentando picarla, haciéndole reaccionar ante sus palabras y pese a que ella no quería formar parte de eso, respondía automáticamente, solamente estaba defendiéndose, a ella y a los suyos desde luego. Y no aguantaba más sentada en esa silla, y trató de que su temperamento se mantuviese a raya. Los ángeles éramos muy buenos, pero también teníamos nuestro carácter, la furia de un ángel podía crear catástrofes pero al menos teníamos el poder de redimirlas. Escuchó lo que decía sobre el tema del envenenamiento y ladeó la cabeza en señal negativa. Ella jamás haría eso sin que se lo mandaran iba contra las normas.

Nunca me arresgaría a perder mis alas -contestó ella de forma segura. Si algo tenía claro desde que había bajado del cielo era eso. Estaba ahí para cumplir su cometido y nada más. Escuchó lo que decía sobre los humanos y casi tuvo que reprimir una risa, su ironía era enorme. Los humanos eran el punto medio entre él y yo. Eran seres que nacían neutrales y dependiendo de factores externos decidían si ir por un camino u otro. Son humanos. Ellos no conocen el mal ni el bien en su máximo exponente. Nacen con una parte buena y una mala y depende de cuál desarrollen son de una manera o otra. Me consuela saber que hay quién casi es puro y quién realmente desea redimirse, empezar a ir por el buen camino y mientras pueda estaré ahí para dar cuidarles y dar ejemplo. -murmuró ella mientras le miraba no esperaba que la escuchase realmente y mucho menos que creyese en lo que decía. No le importaba discutir con el demonio con tal de defender sus ideales, aunque siempre mediante palabras. Al fin y al cabo él tenía intereses distintos a los suyos, pero ese no era el tema, su pasión le había dejado irse del tema y no podía permitrse aquello.

No lo sé -murmuró mientras soltaba un suspiro, parecía angustiada por la situación, desconcertada- Ni siquiera estaba cuándo vine, estaba trabajando -comentó mientras intentaba recordar algo importante de ese hecho pero se lo había dicho todo o al menos todo cuánto sabía- ¿Puedo ordenar ya o es una prueba del crimen? -preguntó mientras le miraba directamente y frunció el ceño cuándo vió como se encendía el cigarro sin apenas inmutarse. ¡Descarado! El ángel le reprendió con la mirada y se acercó hacia él arrebatándole el cigarro con suavidad- Aquí no, agente. -comentó mientras lo apagaba en una especie de cuenco que había en la mesa destinado a la decoración o eso creía.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Mar Sep 25, 2012 4:14 pm

Ya, bueno, no todos harían las cosas como ella dice, y el ladrón piensa que todos son de su condición, de modo que Kaeden simplemente no es capaz de fiarse de ella. No hay más. Aunque en ocasiones Kaeden pueda parecer bastante complejo, en definitiva es bastante simple, sigue siempre los mismos patrones, y todo aquel que le conozca sabe cómo funcionan las cosas en cuanto a lo que él respecta. Deja que su espalda repose contra el sofá antes de adoptar una posición que le resulta más cómoda. Parece que se van a dedicar a debatir sobre el bien y sobre el mal, mientras dejan de lado lo verdaderamente importante: el robo. A Kaeden le da igual, no es él quien ha perdido sus pertenencias, es ella. Se limita a discutir, como tantísimo le gusta hacer en cuanto tiene la oportunidad de hacerlo. Y que conste que, además, lo está haciendo con un ángel que le ha abierto las puertas de su casa, cosa que no es muy habitual.

Algunos sí han conocido el mal en su máximo exponente, o casi. Últimamente los humanos se están superando a sí mismos, son cada vez peores. Dentro de poco serán ellos los que nos posean a los demonios y los que siembren el caos —no va para tanto, pero teniendo en cuenta que está hablando con un ángel, posiblemente su maldad sea parecida a la comparación que ha hecho. Aunque sea sólo un poco—. ¿Te consuela que cada vez haya menos gente que cree en Dios? ¿Qué cada vez haya más ateos? ¿Qué el pecado se esté generalizando? —porque la mentalidad ha cambiado mucho en los últimos años, sobre todo en las personas más jóvenes—. Ya puedes cuidarles todo lo que quieras, pero no hay esperanza para ellos. Para ninguno.

Es algo que tiene bastante claro, que los humanos ya no tienen ni merecen salvación, eso viéndolo desde el punto de vista de un ángel. Él, como demonio, los desprecia y son sólo una herramienta de trabajo. Y una posibilidad de poder salir del infierno durante un tiempo, que eso también se agradece. Expulsa el humo de forma lenta antes de que ella haga esa pregunta. Le da igual lo que haga, entre todo ese desorden no va a encontrar absolutamente nada, y duda que la policía le ponga demasiado empeño a encontrar a un ladrón de tres al cuarto. Hay mucho asesino suelto, los ladrones cada vez pasan más a ser un segundo plano.

Ordena si quieres, no pasa nada —pero no le pide que le quite el cigarro y que lo apague, eso no entra dentro de la opción de ordenar. Suelta un bufido mientras ve cómo su cigarro se ve capado en el cenicero, sin que a él le haya dado tiempo de hacer nada—. Se me olvidaba que a los de tu raza les gusta mucho decir que no a todo —gruñe entre dientes antes de volver a apuntar una cosa más en la libreta—. Si no sospechas de nadie... la lista se reduce a toda la ciudad, es muy alentador.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Mar Sep 25, 2012 5:06 pm

Ella mantuvo su expresión mientras le escuchaba con paciencia, quizá no merecía ni un segundo de su atención por el hecho de ser del bando contrario. Por ser un enemigo. Pero Ánima no prejudgaba a nadie, para ella todos tenían derecho a expresarse y veía comprensible que defendiese lo suyo pero no lo compartía en absoluto. Ella ladeó la cabeza ante sus palabras, oyendo todos y cada uno de sus argumentos, la ironía seguía intacta, tanto que ya pensaba que formaba parte de él aunque no le pegase demasiado. ¿Porque no podía haberse topado con un policia normal y corriente? Sí, aunque fuese un humano de rostro serio que vivía ajeno a todos los problemas a los que la tierra pronto se vería sumida. Pese a ello esperó a que acabase para empezar a hablar ella y mostrar su opinión.

Si lo han conocido al sido al crecer, jamás he visto un recién nacido con maldad en sus ojos. Porque es mal lo que se muestra todos los días: en la televisión, en las calles e incluso en sus propias casas. Pero existe un escape para el mal y el perdón está ahí para quién quiera obtenerlo, hay miles de personas que hacen el bien la diferencia es que ellos no necesitan mérito ni recompensa para seguir haciéndolo. Además, no seas cínico cuándo son los tuyos quienes tientan y promueven que los humanos sean de esa forma –comentó ella mientras alzaba una ceja, era cruel y sus palabras estaban hechas para herir pero no podía esperar menos de alguien así-

En realidad, compadezco a quién tenga que vender su alma para lograr algo que tarde o temprano acabará sumiéndoles en la perdición.-Y te compadezco, le habría gustado decir, pero se mordió la lengua para no perder la compostura. Al oir que podía recoger ella se levantó y fue a por una escoba y un recogedor, empezando a recoger con él el jarrón-que estaba hecho trizas- que le habían regalado hace apenas unas semanas. Las fotos sin embargo las recogió, con la esperanza de poder pegarlas aunque habían algunas que eran insalvables. Suspiró con suavidad, y al quitarle el cigarro de la boca oyó el gruñido del hombre mientras seguía barriendo. Se giró suavemente sujetando la escoba y sonrió con la misma ironía con la que él escupía sus palabras.

Ya que estás aquí, respetame, y si quieres fumar, hay una preciosa ventana junto a tu lado -comentó ella mientras terminaba de recoger todo.- Bueno… de todos modos no creo que se pudiera hacer ya nada –dijo mientras le miraba, tendría casos más importantes que aquel. Se quedó en silencio un instante y sin pensarlo demasiado lo soltó- Si soy sincera, no esperaba encontrarme con un...demonio que fuese policía .murmuró con ojos curiosos, quizá formaba parte de su suspense. Realmente quería preguntarle porque pero se arriesgaba a que él no contestase y le dejase en vilo. Y aunque aquello no fuese demasiado dificil, si de algo "pecaba" era de curiosa.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Mar Sep 25, 2012 5:29 pm

Da igual cuándo lo hayan conocido, el caso es que al final todo el mundo acaba siendo malo de algún modo, y eso es bastante reconfortante para el demonio. Aunque, bien mirado, no hacen más que hablar de lo que está bien o de lo que está mal, cuando al final son puntos de vista. Hay tantos matices y tantas formas de pensar diferentes que es casi imposible concretar nada con nadie. Y menos dos puntos de vista tan opuestos como los de un ángel y un demonio, que no pueden ser más diferentes ni queriendo. Pueden pasarse toda la noche discutiendo tranquilamente y no llegar a ninguna conclusión, a ningún punto intermedio. Llevan siglos sin tenderse, no van a empezar a hacerlo ahora. Kaeden no guarda esperanza en ese aspecto.

Nosotros les damos libertad. Vosotros no entendéis de eso. No hay nada de malo en hacer lo que te apetece hacer, dejarte llevar por tus sentidos y sensaciones. Tenéis un punto de vista muy diferente al nuestro, el problema es que no os conformáis con limitaros a vosotros mismos, también os dedicáis a limitar a los demás. Eso es egoísta —tiene gracia que hable él de egoísmo, cuando es el demonio más egoísta del planeta. Pero no puede evitarlo—. Si quieren zampar que zampen, si quieren follar pues que follen. No hay nada malo, de hecho, creo que reprimir los instintos más básicos del hombre es todo un desacierto. ¿Por qué tengo que dejar de hacer las cosas que me hacen sentir bien? ¿Por qué tiene que dejar de hacerlas ellos? ¿Porque a un tío se le ha ocurrido decir que eso está mal? Por favor, eso me suena a risa.

Y puede seguir criticando todo eso durante largo y tendido, porque además le encanta discutir este tipo de penas, y más cuando sabe que tiene toda la razón. Rueda los ojos cuando hace el comentario sobre las almas y las ventas. ¿Qué pasa? Es una forma de conseguir lo que uno quiere, no hay nada de malo en ello. Ellos verán lo que quieren hacer con su alma, si les parece un trato justo es cosa suya, no de los ángeles. Kaeden no siente ninguna pena por ellos, les da lo que quieren y después él cobra lo que quiere, ambas partes contentas.

Simplemente les damos aquello que los ángeles o la religión no puede darles. Vaya, al final vamos a ser los buenos de la película y todo —él no pretende quedar como el bueno o como el malo, sino como el mejor en lo que le gusta hacer: conseguir almas y llevar a ángeles al lado oscuro, y no puede estar más orgulloso de sus avances—. Ya no me da la gana de fumar —está algo picado, no le gusta que le digan lo que puede o no puede hacer, y que se lo diga un ángel por muy bueno que esté el cuerpo en el que se ha metido, no cambia las cosas—. A mí me sorprende encontrarme con un ángel que está tan buena —ella es sincera, ¿no? Él también lo es, y mucho. Tal vez demasiado—. Es que en el fondo soy un tierno corderito, lo que pasa es que la presión de mi gente me obliga a comportarme como un niño malo... ¿crees que aún tengo salvación? —la ironía que está usando llega casi hasta la luna.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Mar Sep 25, 2012 6:32 pm

Empezaba a enervarse, aquel demonio estaba siendo demasiado desconsiderado y no parecía tener respeto por nada, ni siquiera apreciaba que le hubiese abierto las puertas de su casa cuándo lo más sensato habría sido darle con ella en las narices. Se metía en su casa a empezar un tema que jamás llegaría a un acuerdo, ni por su parte ni por la suya, eso lo respetaba ya que era más sencillo encontrar una aguja en el pajar que ambos llegasen a un acuerdo e incluso a una especie de tregua. Lo que ya le tocaba la moral era el hecho de que estaba mintiendo. Porque sí, para ella esas opiniones que estaba soltando por la boca eran burdas mentiras. Ella solamente hacía su cometido y no obligaba a nadie a hacer nada. A nadie.

En ningún sitio está escrito que esté prohibido comer o reproducirse, así que no digas que limitamos a nadie. No te consiento que estés aquí y atentes contra los míos, cuándo lo único que promovemos es el disfrutar de las pequeñas cosas que nos hacen felices, cuándo tratamos de salvar a aquellos que están al borde del abismo. Lo único que no se promueve es el exceso, en esta vida para hay que dar para poder recibir y realizar sacrificios alguna vez. Eso es lo que tratamos que entiendan mientras vosotros lo arruináis todo, usando vuestras artimañas para lograr lo más puro que pueda tener una persona. Porque cuándo todo termina no importa el dinero que hayas tenido ni con cuantas mujeres hayas estado, importa ésto.-espetó ella llevándose una mano al corazón con la cabeza bien alta, su determinación le acompañaba, puesto que creía en lo que decía realmente. Cogió aire mientras lo soltaba con suavidad, tratando de volver a su estado de calma natural. Dudaba con creces que alguien que estuviese sumido hace tanto tiempo en la oscuridad fuese capaz de entender que sus palabras, que era lo que decía exactamente, pero siempre había un resquicio de fé en cada corazón aunque hubiesen algunos que estuviesen tan sumergidos que encontrarlo fuese misión imposible-

—No creas que por ser un ángel me quedaré callada ante tus necias palabras. Las cosas no son tan sencillas como estrechar la mano y tenerlo todo a tu alcance, cuándo ellos y sus seres queridos han de pagar un precio. -murmuró mientras cerraba los ojos con algo de fuerza. Cínico. Gritaba su mente cómo si así el consiguiese escucharle. Era inútil quejarse o mostrarse ofendida ante sus comentarios fuera de lugar-que realmente la enfurecían- No lo hagas entonces -respondió mientras agarraba la escoba con fuerza, sus instintos humanos le hacían desear lanzarsela a la cabeza y darle su merecido pero se reprimió. No supo cómo pero lo hizo- La tendrás cuándo sea capaz de sentir esperanza por algo. Por algo bueno. -contestó ella mientras se encogía de hombros, no sabía si era por los sentimientos de ella, pero había reaccionado de una forma que no esperaba, jamás había reaccionado así hasta ahora. Había sentido felicidad, tristeza...nunca esa sensación que le hacía tener ganas de gritar y le tensaba el cuerpo. El cuerpo humano era tan receptivo que aún le sorprendía sobremanera. Capaz de reaccionar a cualquier reacción por pequeña que fuese.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Mar Sep 25, 2012 7:15 pm

No me jodas, sois peores que nosotros, mucho peores. Vosotros no dais felicidad a nadie. Un niño, cuando acaba de nacer, ya tiene que bautizarse porque... ¿por qué exactamente? Ah, porque desde que se nace hay que estar pidiendo perdón por todo, todo en base a unas creencias de lo más estúpidas y que además limita al ser humano como tal. Parece mentira que vosotros los queráis tanto, si al final lo único que hacéis es joderles la vida —al final ella le va a pegar con la escoba de verdad, aunque puede que no lo merezca tanto en esta ocasión. Ya no le está respondiendo porque le apetezca pelearse un poco, le está respondiendo porque le da mucha rabia su visión de la realidad, y porque le parece injusto que ellos tengan que ser los perseguidos, cuando su visión de la vida es bastante más generosa y más provechosa—. Se pasan la vida reprimiéndose, esforzándose por complacer a un ser que ni siquiera piensa en ellos y al que jamás verán. ¡Eso no es vivir! Por suerte ya no quedan tantos idiotas como esos, que siguen a ciegas tal y como hacéis los ángeles. Sois decepcionantes hasta para un ser tan mediocre como el hombre, eso debe ser humillante.

Se está empezando a encender, y no es buena idea tenerle enfadado. Frunce el ceño cuando califica sus palabras de necias. Lo dice alguien que no ha probado todas esas cosas que detesta, que habla sin conocimiento de causa. Él lo ha probado absolutamente todo, y le puede asegurar que es mucho mejor que estar siendo una buena persona, o lo que ellos consideran ser una buena persona. En realidad eso les da igual, es vale con tenerlos a todos controlados y comiendo de su mano, al final es lo que se busca. En ese aspecto hasta los demonios son más generosos.

Creo que el precio que pagan es bastante justo, vosotros le prometéis que cuando mueran todo irá genial y esas cosas, nosotros le damos lo que más quieren mientras están vivos, que vale mucho mal que cualquier cosa que se pueda ofrecer después de la muerte —está seguro de eso—. Vive como si no hubiera mañana —al final es la única forma de llevar una vida decente, y más para un humano. Rueda los ojos nuevamente—. No quiero la salvación de alguien que quiere limitarme. Nadie puede decirme qué puedo y qué no puedo, sólo mi conciencia. Y si arrastrar almas al infierno es lo que quiero eso será lo que haré.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Mar Sep 25, 2012 8:06 pm

Amar y tener fé no es nada estúpido, de hecho mueve montañas. Creemos en el arrepentimiento y en las segundas oportunidades. Vosotros otorgáis un favor y les tenéis a vuestra merced para siempre, no hay segundas oportunidades y todos valen lo mismo para vosotros, nada. No parece que os respetéis siquiera entre vosotros mismos, miraís por vuestro bien y el de nadie más. Si es que realmente has llegado a sentir que es eso.-murmuró ella, estaba molesta con él, ella sabía defenderse y lo haría hoy y siempre pero después de todos los acontecimientos aquello era demasiado para la morena. Casi sentía punzadas en la cabeza.

Sin embargo nosotros creemos en ellos. Nosotros no hacemos distinciones entre los pecadores y los que no lo son siempre que los primeros estén dispuestos a cambiar. Solamente se necesita sentir remordimiento para darse cuenta de que un cambio es posible -dijo ella tratando de encontrar algo de calma aunque le estaba costando horrores realmente. Ojalá pudiese entender todo el trabajo que hacían y lo doloroso que era para cada ángel obtener un fracaso con algún protegido. Estaba hablando sin argumento alguno.

Si estamos aquí también es por algo, infravalóranos si es lo que quieres, pero estarías cometiendo un grave error. Al igual que tu puedes materializarte nosotros hemos podido porque aunque te cueste de creer hay algo bondad verdadera en este mundo incluso en personas que no lo han tenido tan fácil pero que han sabido salir adelante porque tenían fé y han logrado dejar eso de lado.-dijo explicándose, mientras negaba con la cabeza. Esa discusión parecía irreal, allí estaban, ambos, hacía unos instantes plenos desconocidos, exponiendo sus puntos de vista de algo que conocían más no de lleno. Él no sabía como era estar en el cielo ni querría saberlo por lo que expresaban sus palabras y ella tampoco conocía el infierno ni entraba en sus planes saberlo.- Cada persona tiene un ángel que le ayudará cuándo lo necesite -expresó mientras tragaba saliva, suspirando con suavidad mientras le miraba- ¿Acaso eso te hace más feliz? ¿Crees que poseer almas hará que te devuelvan la tuya? -preguntó ella con un tono poco cálido. Dejó la escoba a un lado y se sentó como si de esa manera cogiera fuerzas para el segundo asalto. Era agotador tratar de hacerle creer a un demonio que ser bueno no era tan terrible, suponía que él debía pensar lo mismo pero de forma contraria.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Mar Sep 25, 2012 9:29 pm

No, no es estúpido, es soberanamente estúpido, y además una auténtica pérdida de tiempo. Dais mucho por aquellos que no dan nada por vosotros, por aquellos que tienen dos dedos de frente y se quieren a sí mismos antes que a cualquier otro ser. No les culpo de ser como son, creo que van mucho mejor encaminados que vosotros. Lo que pasa es que hay que darles un pequeño empujoncito —para que lleguen a ser como es él, o como son el resto de los demonios. Empieza a darse cuenta de que discutir todo esto no servirá de mucho, pero en fin, por intentarlo tampoco pierde nada. Al menos a ella le pone un poco de los nervios—. Respeto a los que pueden aplastarme, pero no pienso respetar a aquellos que no suponen una amenaza para mí. Sería ilógico —el respeto de una persona hay que ganárselo, y para Kaeden sólo hay una forma de hacerlo: siendo mejor que él. Teniendo en cuenta su ego, eso es algo bastante complicado—. Sin embargo, vosotros sois gilipollas. No hay más, me da igual cómo lo intentes explicar. No sabéis valorar la vida de los demás y tampoco la vuestra. Nosotros tampoco, vale, pero al menos no presumimos de hacerlo.

Cuando se sienta ella, Kaeden se pone de pie, y con cara de pocos amigos. Vale, al final él también se está enfadando. Se mueve de un lado a otro de la estancia hasta que se acerca a la ventana y la abre, para que corra un poco el aire dentro. Además, saca la pitillera de su bolsillo y se enciende uno. No está dispuesto a dejar que le quite ese cigarro también y que se lo apague. Usa su poder para encenderlo, sin necesidad de mechero, y da una larga calada al cilindro, dejando que sus pulmones se llenen de humo. Eso lo tranquiliza casi al instante, lo cual le viene bien. Con la cabeza fría se piensa mejor.

Menuda diarrea verbal tienes, he visto vómitos más sólidos que tus argumentos, bonita —dice con total tranquilidad, sin importarle que sus palabras le puedan molestar—. Di lo que quieras, no me harás cambiar de opinión —al igual que él tampoco será capaz de hacerle cambiar de opinión a ella—. No pido que se me devuelva mi alma, simplemente disfruto con el sufrimiento de los demás. Pero... ¿sabes? No sólo transportar armas es divertido, torturar a las personas cuando aún están con vida se hace mucho mejor —esboza una sonrisa bastante sincera, que no va dedicada a ella, sino a sí mismo. Le gusta esa sensación—. También está bien ponerles a prueba de ese modo: puedes calcular cuántas veces caen inconscientes por el dolor cuando les arrancas la piel a tiras, y puedes calcular el tiempo que tardan en agonizar.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Miér Sep 26, 2012 10:38 am

Ella aguardó a que terminase de hablar mientras le observaba detenidamente, su mente trataba de justificarle, por el hecho de que él no había conocido otra cosa que el mal. Era eso lo que recorría sus venas y extenderlo a los demás era su único propósito. Ella no iba a decirle que fracasaba en ello porque miles de almas vagaban sin vida, corrompidas por la ira y el odio pero también había miles que rebosaban cariño y bondad. Y su propósito era mantener el equilibrio velando por sus protegidos. No podía entenderle y dudaba mucho que lo fuera a hacer algún día. De momento tenía bien claras la línea entre el bien y el mal y pese a que no había sido alguién extremadamente sumisa, tenía bien claro a quién servir. Igual que él, que lo confirmaba con sus palabras.

Si tener fé es tan estúpido, ¿como pretendes que dé por válido tu discurso cuándo no crees en nada? Eso también implica tus palabras y acciones. Si no lo haces solamente son palabras vacías conectadas entre sí. Y no me ofende que no me consideres como rival porque si no te has dado cuenta yo tampoco te considero como tal -aclaró mientras soplaba desganada. Le vió moverse de un lado a otro, nervioso, no le culpaba, la tensión era palpable aunque ninguno daba su brazo a torcer callándose y dejándolo correr. Defendería sus creencias hasta el fin aunque suponiera tener un enfrentamiento con aquel demonio. Observó como encendía el cigarro y procuró no inmutarse ante todas esas cosas horribles que soltaba con la boca. Había demasiado odio y rencor había en él. Demasiado.

No pretendo cambiar tu forma de pensar ni tampoco creo que puedas entenderlo, solo me defiendo ante tus ignorantes palabras. Pero no sabes lo que es tener alguien a tu cargo que crea en tí, saber que es lo que pasa por su mente y ayudarle para curar sus penas y heridas; ayudarle en los malos momentos. Eso no es divertido... es una sensación única. -murmuró ella con cierta melancolía mientras se levantaba del sofá como si diese sus explicaciones por finalizadas. No, él jamás lo entendería. Al igual que ella jamás entendería el mal, eran conscientes de que las dos caras estaba ahí, que eran opuestos pero ella jamás manipularía el fuego ni él sentiría empatía con alguién ajeno a él. Sin embargo no era tan malo como otros demonios que había visto si aún no había atentado contra ella estando sola, no tenía que demostrar nada a nadie en absoluto.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Miér Sep 26, 2012 11:48 am

Se dedica a mirar cómo el cigarro se va consumiendo lentamente entre sus dedos, con la ayuda de sus labios y de sus pulmones. Se puede quedar horas y horas mirando el fuego, o algo arder, da igual, no tiene por qué ser algo grande. Le gusta el calor que emana, le hace sentirse como en casa, aunque él no ha considerado el infierno como tal. Puede que al final se acostumbre a ello, puede que acabe prefiriendo quedarse en ese subsuelo en vez de en la tierra. Desde luego que más seguro es, pero no más acogedor. Se queda mirando fijamente el coche de la policía que él mismo ha traído, mientras la gente se dedica a pasar por las calles con rapidez, como si no quisieran permanecer en ellas durante mucho rato. Lejos del calor y la protección de sus casas.

Al contrario, cobran más sentido cuando haces las cosas por tu cuenta, sin hacer nada por nadie. No es cierto que no creo en nada o en nadie. Creo en mi mismo y en lo que puedo llegar a hacer. Es lo único que importa —él, él, él y él. Egocéntrico hasta el extremo, hasta desesperar. Es inevitable en él, al fin y al cabo es un demonio, y uno que intenta salvar su culo como puede—. ¿No me consideras un rival? Bueno, eso sí que es un error —está charlando tranquilamente con ella, pero eso no implica que no tenga planes para ella, o que no vaya a darle la patada más adelante. Es lo más entretenido de todo, jamás sabe por dónde te va a saltar—. He corrompido ya bastantes ángeles, es genial verles caer —e intentará hacer lo mismo con ella en cuanto tenga la ocasión.

Suelta una corta risotada cuando ella empieza a hablar de todo eso de lo bien que sienta tener alguien a tu cargo y todas esas chorradas. Jamás comprenderá lo que es eso, ni quiere comprenderlo, y mucho menos sentirlo. Es un demonio, esas cosas se le escapan de las manos, no tiene sentido hacerle ver cuál es esa supuesta realidad porque para empezar no querrá verla.

Prefiero la sensación de que todos te tengan miedo, de ser el puto jefe porque a nadie se le ocurre ni toserte. Es poder, y el poder lo es todo —también se crea muchos enemigos, sí, pero le parece un precio justo.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Miér Sep 26, 2012 1:02 pm

Y como no, solamente eres capaz de pensar en tí mismo. Eres incapaz de ver que no eres libre, que no haces eso por tu cuenta. Estás igual o más atado que yo y encima es al lado de un ser dañino. Si sigues aquí es gracias a esos que tanto odias y que desgraciadamente no pueden ver la maldad que hay en tí...pobres.-murmuró la morena mientras alzaba las cejas oyó como se carcajeaba cuándo ella le decía que no le consideraba un rival y negó con la cabeza con gran seguridad pero cuándo pronunció aquella frase se echó a reir casi hasta divertida por sus palabras "He corrompido ya bastantes ángeles, es genial verles caer", volvió a recordar, como si eso fuese una advertencia para que se mantuviese alerta por si intentaba tentarle. El ángel era fuerte psicológicamente y era cuánto necesitaba. No le temía ni a él ni a sus burdas trampas. Se mantendría en sus trece hasta que se cayese del agotamiento si hacía falta. Le parecía irreal el hecho de que no pudiese apreciar nada más aparte de su ombligo y encontrara lo más bello en cosas tan macabras. Eran distintos puntos de vista.

Búscate otra forma, porque aún no me intimidas. Esos ángeles no tenían la voluntad que debían poseer, estaban perdidos pero cuándo tienes las cosas claras sabes que eso no es posible para tí, que conste que no es arrogancia sino amor propio. Yo no daría nada por sentir el horror que tu sientes ni durante un instante -confesó con gran sinceridad mientras le miraba profundamente, para dejarselo bien claro. Estaba infravalorándola y eso podía ser beneficioso hasta para ella.Por un instante se preguntó que pasaría el día que tuvieran que enfrentarse realmente, si es que llegaba si ahora en una conversación la tensión podía cortarse con un cuchillo.

Pues quédate con ello y disfrútalo si es lo que quieres. Ojalá algún día te dés cuenta del daño que estás haciendo sobretodo a tí mismo, campeón -murmuró mientras soltaba un soplido poco inspirador. No sabía ni porque le advertía si seguramente era tan macabro que podría llegar a disfrutar con su propio dolor. De todas formas no creía que ya valiera la pena discutir sobre ello, aquello era un bucle en repetición que jamás acabaría hasta que se marchase de su casa. Y la discusión parecía tener para rato.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Kaeden A. Myers el Miér Sep 26, 2012 2:35 pm

Es mucho más libre de lo que es ella, da igual cómo intente verlo ella, la verdad es que él hace lo que le hace sentir bien, lo que le pide el cuerpo. No se reprime, es quien es y no se arrepiente de ello, es más, se enorgullece de ello. Está claro que van a ser incapaces de llegar a un acuerdo entre los dos, de modo que no piensa insistir más. Y hablando totalmente en serio, si hablando no le puede hacer ver la realidad, se la tendrá que ir enseñando poco a poco, para que vea que tiene razón, para que la viva y sea consciente de la realidad. Apura lo poco que le queda de cigarro antes de dejarlo caer por la ventana, sin considerar la idea de que a alguien puede caerle encima. Si es así que se joda, no haber pasado por ahí en ese preciso momento.

Bueno, veo que no te apetece hablar de todo eso y que mi presencia resulta incómoda. Me alegro por ti si eres capaz de resistir la tentación y todas esas cosas, así no te pegarán la patada en cuanto puedan —se separa de la ventana y se acerca a al sofá, de donde coge su cuaderno y el bolígrafo—. Es lo que quiero, sí —de pronto parece como demasiado serio, ha perdido ese tono irónico suyo, parece como si hubiese perdido el interés por la conversación—. Si tienes algún problema más puedes llamar a comisaría, alguno de mis compañeros estará encantado de venir a hacerte una visita.

En realidad, si se da la oportunidad, será él quien venga al piso para ver si está todo bien, o para deshacer las cosas si van bien. El caso es ir siempre al contrario, llevar la contraria todo lo que pueda y más. Guarda la libreta, se coloca bien el cinturón en el que tiene el arma y empieza a caminar hacia la puerta.

Suerte con la limpieza —le dice antes de despedirse con un gesto. Abandona el edificio. En cuanto llega al coche, lo abre y se acomoda bien en el asiento antes de arrancar y conducid de vuelta a la comisaría, donde le espera una noche bastante larga.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Invitado el Miér Sep 26, 2012 6:33 pm

Él se mantiene en silencio sin embargo eso no ayuda a que la chica se calme demasiado, aunque parece que todo está en calma es consciente que eso no es un punto y final. Le ha incordiado, se le nota y como para él su orgullo parecía tan importante como para ella respirar tenía el presentimiento de que a partir de ahora iba a encontrárselo muchas más veces. Por el momento esperaba que si volvía a llamar no viniese a retomar la discusión y conseguir incordiarla a ella también, tenía autocontrol pero lo cierto era que...la hacía reaccionar de una forma que no era normal en ella pese a que intentase ser ella misma no podía serlo al cien por cien, no podía sonreír de forma natural ni estar completamente tranquila. Era algo que no terminaba de entender del todo, como su cuerpo se incendíase suavemente y le hiciese reaccionar sin más. Aquella reacción era algo más humana de lo que estaba acostumbrada.

Te lo agradecería si no fuese consciente de lo irónico que suenas, aunque eres tan obvio que veo imposible que alguien no se dé cuenta de tu cinismo.—murmuró mientras negaba con la cabeza mirándole durante un instante mientras recogía su libreta. Su respuesta ante lo que había dicho antes fue rotunda. Hablaba muy en serio. Había visto casos peores, por indómito que le pareciese todo el mundo tenía una pizca de bondad y maldad dentro algún día tendría que aceptarlo-. Me las arreglaré no te preocupes. -comenta-aunque no creía que lo hiciese verdaderamente- mientras le acompaña a la puerta, aunque no había acompañado aún a nadie tan irritante a salir de su modesto apartamento no deja de ser educada. Más no muestra la sonrisa ni por asomo y aunque se siente rara estando tan seria sabe que con él debe mantenerse dura, al menos por el momento- Espero que pase un buen día agente -murmuró mientras alzaba una ceja y cerraba la puerta tras él, respirando con más calma. Empezaba a arrepentirse de haberle abierto la puerta, pero después de todo era él quien había decidido marcharse dando aquello por finalizado, así que decidió dejar aquello de lado y tiró los restos que había en el recogedor y la escoba en la alacena. Después volvió al salón y se quedó mirando las fotografías durante un instante, si le hubiese preguntado porque alguien que no conocía hubiese hecho aquello ahí sí que no habría sabido responder.

Lo siento—murmuró para sí misma mientras sujetaba una foto, en la que salían ella y su hermana menor de pequeñas. Pese a que no la conocía, casi podía ver sentir el nudo de dolor que Ánima sentía al ver esa foto hecha trizas y aunque no tuviese nada que ver se sentía en deuda con ella porque no podía repararla sin dejarla en su estado original. Así que ordenó las fotos, quitándole las arrugas y recolocándolas de nuevo en el álbum. Y cuándo terminó lo guardó en su lugar de nuevo, dándose cuenta de que no iba a poder dejar aquello de lado. No por el momento.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: I need a superhero II Ánima

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.