Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Afiliación Elite: Crodwell, Assassination Academy
Mar Ene 08, 2013 8:01 pm por Invitado

» · Sta. Lucía · Afiliación Élite
Vie Nov 30, 2012 11:21 pm por Invitado

» Once Upon a Time in Storybrooke {Afiliación Elite}
Sáb Nov 03, 2012 5:50 pm por Invitado

» Fruit of the poisonous tree [Elite]
Mar Oct 23, 2012 9:09 pm por Invitado

» Literary and Graphics [Afiliación élite; RECIÉN ABIERTO]
Sáb Oct 13, 2012 7:33 pm por Invitado

» Welcome to Ravensville [Élite]
Jue Oct 11, 2012 2:07 pm por Invitado

» Erase una vez [Afiliación élite]
Mar Oct 09, 2012 6:07 pm por Invitado

» Registro de PB
Dom Oct 07, 2012 4:43 pm por Astrid Z. Roux

» El Árbol del Ahorcado {#} | Panem RPG | Normal
Dom Oct 07, 2012 2:17 pm por Invitado

The Hole Photobucket Photobucket 7th & Spring Thewalkingdeadrol Party Is My Lofe Age of Dragons Photobucket Guardianes Another Praga 28_194846_96xb13 Rol Anatomia de Grey

¿Me estás ocultando algo? | Tälia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Me estás ocultando algo? | Tälia

Mensaje por Lenka D. Bläzik el Dom Sep 23, 2012 7:10 pm

Miró su reloj por tercera vez, solo para ver que llevaba ya treinta minutos de demora. Nunca había sido muy buena para las puntualidades, y sumado el hecho de que su cabeza era un desastre gracias a la noticia que le dieron hace cosa de unos días, era de esperar que estuviese así. Estaba descuidando montones de cosas, pero no encontraba un rumbo. No sabía qué hacer y qué no hacer. No sabía cómo moverse y como tratar con las cosas. Estaba exasperada con ella misma y con el jodido destino que le había regalado aquella situación. Estaba convertida en un caos, y cualquiera que posara sus ojos en ella podía darse cuenta. No estaba bien, pero por suerte tenía orejas amigas que estaban dispuestas a escucharla. Apresuró el paso y caminó sin importarle si se chocaba con la gente o no, pero en su mayoría trató de tener cuidado. Pensaba que cualquier movimiento brusco podía hacerle daño al..a eso que tenía dentro, y que todavía no podía creer existiera.

Las campanitas sobre la puerta repiquetearon con entusiasmo anunciando la llegada de una nueva persona al bar. Lenka buscó con la mirada a esa persona que quizás todavía le estaba esperando. Podía ser que Tälia hubiera decidido irse al ver que su amiga no llegaba por mucho que la esperase. Se alegró al notar que ella todavía estaba allí, sentada en una de las mesas que tenían vista al exterior, y dedicándole una atolondrada sonrisa se dirigió hasta allí para sentarse frente a ella. Dejó el bolso con la ropa del gimnasio bajo el asiento, y soltó un suspiro mientras dejaba que la respiración, agitada por caminar tan rápido, se tranquilizase un poco. –Lamento la demora, en serio. No he visto la hora y bueno, ya ves..tuve que correr para no hacerte esperar tanto..– Le dijo una vez que sintió que podía hablar sin entrecortados jadeos. Se acomodó el cabello del rostro, que se había desacomodado luego de esa carrera en vano para llegar a tiempo, y volvió a sonreírle a modo de disculpa. -¿Cómo estas Täli? Solo fueron unos pocos días que no nos vemos, pero parecen años – Apuntó, porque en realidad era así.

Dejó sus manos sobre la mesa, pero se recostó sobre el respaldo del asiento, posando sus ojos en la mujer. Tenía que contarle la noticia, pero no sabía cómo hacerlo. ¿La regañaría por ser imprudente? ¿La reconfortaría? Lo meditó unos instantes, hasta que simplemente le dijo –Tengo algo que decirte.. – Y esperó con nerviosismo que ignorase aquello ultimo.
avatar
Lenka D. Bläzik

Mensajes : 32
Puntos : 41
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me estás ocultando algo? | Tälia

Mensaje por Margaret J. Stonefield el Lun Sep 24, 2012 4:15 am



¿ME ESTAS OCULTANDO ALGO?
Tälia Masaryk & Lenka D. Bläzik
- - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - -- - - - - -
3:00 P.M.MiércolesPUB
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - -- - - - - - - - -- - - - - -
Mahasiah no aguantaba más la situación, desde hace dos meses que se había enterado que la humana que debía de proteger estaba embarazada y que no se estaba cuidando, en su cabeza había un gran dilema porque por un lado no se podía delatar o por ende iba a causar problemas y por otro lado estaba el hecho de que ese bebe se había convertido en otro ser humano que proteger y ver como su madre seguía entrenando y peleando pudiéndole causar daño a la criatura la tenía en una encrucijada. Cada mañana que se levantaba de la cama que compartía con el esposo de Tälia lo hacía con ese pensamiento, y esta mañana no había sido la excepción más aún porque desde hace una semana no se habían visto y ella no sabía como estaban ambos. Por lo que esa tarde apenas salió del kinder decidió irse directo al bar donde habían quedado a encontrarse sin siquiera pasar por su casa ya que antes que nada tenía que verla a ella, así que llegando faltando un cuarto para las tres se sentó en una de las mesas que estaban más alejadas de la gente ya que la música y el olor a licor la estaban mareando ya que no estaba acostumbrada a ninguno de los dos.

-Me trae una taza de café por favor- dijo la castaña al mesero que estaba limpiando la mesa de al lado, para luego ponerse a ver el reloj que estaba en la pared. Indicaba que faltaban diez minutos desde que había llegado y ella no aparecía aunque claro estaba que Mahasiah sabía que la humana era demasiado impuntual pero siempre tenía la esperanza de que por no haberse visto desde hace varios días a la chica se le diera por llegar antes. Suspirando mientras tomaba largos sorbos del café que el mesero le había traído miraba como lentamente pasaban los minutos y por la puerta nada que aparecía Lenka. Eso ya la estaba preocupando porque una cosa era que se demorara cinco o diez minutos pero ya media hora era demasiado, por lo que sacando el dinero para pagar el café estaba a apunto de levantarse cuando el sonido de la campana de la puerta la hizo quedarse en su lugar y volverse a sentar, era justamente ella. Un leve bufido se escapo de su boca viendo la pobre disculpa de Lenka que se notaba que estaba entrenando, cosa que hacía mal al bebe -Estaba a punto de ir a buscarte al gimnasio porque estaba demasiado preocupada- y en su cara se podía ver la preocupación, no por la demora sino por la salud del bebe.

Cuando agarre la taza de café para darle otro sorbo me di cuenta que ya no tenía -¿Te provoca algo de tomar?- dije mientras llamaba con la mano al mesero para que se acercara a nosotras. Recostándose en la silla miró a la chica fijamente mientras con sus manos hacía figuras de origami con las servilletas desechables -La verdad es que si parece más de un año, pero bueno todo bien ya sabes en el kinder y con mi esposo y la pequeña- dijo mordiéndose el labio ya que no le quería mentir pero tampoco le iba a estar contando sus problemas con el esposo de Tälia. Y como si Dios hubiera escuchado sus ruegos, esas palabras habían sido como canto celestial ya que sabía a que se refería cuando le decía que le tenía que decir algo por lo que agarrando sus manos en señal de apoyo y dandole una tierna sonrisa intento transmitirle toda la confianza posible para que viera que podía confiar en ella -Soy toda oídos y lo sabes- y ella sabía que podía contar siempre con Mahasiah.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -- - - - - - - -- - - - - - - - - - - - - - -
CREADO POR MISS NATASHA PARA SOURCECODE

_________________
..
avatar
Margaret J. Stonefield

Mensajes : 70
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 08/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me estás ocultando algo? | Tälia

Mensaje por Lenka D. Bläzik el Jue Sep 27, 2012 7:49 pm

Se sentía culpable por haber llegado tarde, sobre todo cuando vio la cara de preocupación de la mujer, que había estado a punto de ir a buscarla al gimnasio. Asintió al preguntarle si quería algo y cuando llegó el mesero estuvo a punto de pedir algo con alcohol. Luego reflexionó unos segundos y casi pide café, pero no sabía si eso podía beberse en su estado. Maldita sea, no podía hacer nada. –Jugo de naranja, por favor – Pidió al hombre que seguramente ya estaba impaciente de esperar a la joven. Se preguntó si su acompañante se sorprendería de su nuevo cambio en sus gustos de bebidas, pero no tenía tiempo para pensar en eso. Sabía que podía confiar en Tälia. Había acudido a ella por su experiencia con los niños. No solo trabajaba con ellos, sino que tenía una niña por su cuenta. Ella sabría que decirle, y aconsejarle en lo que podía o no hacer. Le devolvió la tierna sonrisa aunque con mucha mas reticencia cuando la mujer le regaló aquel gesto, y luego de un suspiro pesado que tenía por propósito tranquilizar sus nervios, dejó que las palabras salieran de su boca.

-Bueno..esto.. – No sabía ni como decirlo. Maldita sea. Despegó sus manos del agarre de Tälia y las pasó por su cabello, resolviéndolo un poco para poder aclarar su mente. No sirvió de nada. El caos seguía allí, amenazando con derrumbar todo en cuestión de segundos. - ..Estoy embarazada – Soltó al fin, como una pesada bomba, y a medida que se escuchaba decirlo, se daba cuenta de lo real que era todo aquello. Un bebe crecía dentro de ella, y no tenía la menor idea de cómo haría para cuidarle. Posó sus ojos en los de la mujer, esperando ver su reacción. Quizás la regañaría por ser tan descuidada, o por el contrario la apoyaría. Se puso nerviosa, y cuando eso pasaba solía hablar demasiado. –No se cómo pasó esto…bueno, si se, pero digo…no fue algo planeado. Joder, no se cómo cuidar un bebe. – Apenas podía cuidarse a si misma. Se cubrió el rostro con ambas manos, pero sentía ahogarse, sentía que el aire no llegaba sus pulmones, asique desistió de esconderse así. -..No se nada de niños. Yo..no estoy lista para esto. No puedo hacerlo. – Sentía la voz quebradiza. Estaba demasiado sensible últimamente.

Había hablado demasiado. Tanto, que si Tälia dijo algo, ella no logró escucharlo. Pero parecía como si se hubiera quedado en silencio, asique Lenka la observó con ansia, con puro nerviosismo. –Voy a ser una pésima madre. – Anunció, cayendo en la realidad, en la pura verdad que tenía que enfrentar de una vez por todas. La idea de que aquello que crecía dentro de ella le odiase le resultaba fatal por algún motivo. ¿Acaso se estaba encariñando con el porotito que tenía en la barriga? Genial..lo único que le faltaba.
avatar
Lenka D. Bläzik

Mensajes : 32
Puntos : 41
Fecha de inscripción : 20/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Me estás ocultando algo? | Tälia

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.