Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Afiliación Elite: Crodwell, Assassination Academy
Mar Ene 08, 2013 8:01 pm por Invitado

» · Sta. Lucía · Afiliación Élite
Vie Nov 30, 2012 11:21 pm por Invitado

» Once Upon a Time in Storybrooke {Afiliación Elite}
Sáb Nov 03, 2012 5:50 pm por Invitado

» Fruit of the poisonous tree [Elite]
Mar Oct 23, 2012 9:09 pm por Invitado

» Literary and Graphics [Afiliación élite; RECIÉN ABIERTO]
Sáb Oct 13, 2012 7:33 pm por Invitado

» Welcome to Ravensville [Élite]
Jue Oct 11, 2012 2:07 pm por Invitado

» Erase una vez [Afiliación élite]
Mar Oct 09, 2012 6:07 pm por Invitado

» Registro de PB
Dom Oct 07, 2012 4:43 pm por Astrid Z. Roux

» El Árbol del Ahorcado {#} | Panem RPG | Normal
Dom Oct 07, 2012 2:17 pm por Invitado

The Hole Photobucket Photobucket 7th & Spring Thewalkingdeadrol Party Is My Lofe Age of Dragons Photobucket Guardianes Another Praga 28_194846_96xb13 Rol Anatomia de Grey

Damn it II Orison

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Damn it II Orison

Mensaje por Kaeden A. Myers el Sáb Sep 22, 2012 10:22 pm

Con Orison | En un callejón | 23:47

En estos momentos, más que nunca, se está cagando en los humanos y en todo lo que se mueve. Hasta el momento no se ha dado cuenta de lo sumamente peligroso que resulta ser policía en Praga. Estaba de guardia, caminado tranquilamente por todos los callejones, hasta que ha escuchado un grito. Normalmente los ignora, pero en esta ocasión iba acompañado de su compañero, de modo que no les ha quedado más remedio a los dos que echar a correr en busca de la persona que ha gritado. Al llegar se han encontrado con un hombre tratando de atracar a una pobre muchacha que, sin duda alguna, no debería andar sola a esas horas de la noche y por esas zonas tan peligrosas. Ambos policías han sacado la pistola y le han ordenado al atracador que deje la navaja en el suelo y deje a la chica. Todo hubiese ido sobre ruedas de no haberse confiado demasiado, cosa que es bastante normal en Kaeden, cuyo ego está lo suficientemente inflado como para creer que tiene el control de todo durante las veinticuatro horas del día.

Sin embargo, no todo estaba asegurado. El chaval ha dejado el arma en el suelo, sí, pero aprovechando ese momento de distracción ha sacado otro arma Lucifer sabe de dónde y ha apuntado directamente hacia Kaeden. ¿Por qué a él? Bueno, tal vez el destino se la esté devolviendo de alguna forma, o tal vez su compañero parezca inofensivo a su lado. No lo sabe, el caso es que Kaeden no consigue apretar el gatillo de su pistola a tiempo y el chaval dispara antes que él, hiriéndole en el hombro y haciendo que la fuerza el arma y el dolor lo tire al suelo. En estos momentos se siente terriblemente vulnerable, no hay peor sensación que esa, lo puede jurar. Está esperando a que la pistola suene de nuevo, y así lo hace, pero ninguna bala consigue impactar contra su cuerpo en esta ocasión. Ha sido el arma de su compañero, que ha disparado repetidas veces al chaval para evitar que pueda atacarlos. Se lo ha cargado, en defensa propia pero se lo ha cargado. Mierda, querría haberlo hecho Kaeden, y no usando armas de fuego. Lo hubiese asesinado con sus propias manos si hubiese tenido la ocasión. Suelta unas cuantas maldiciones mientras se incorpora para ver cómo está el asunto. Todo muy sangriento, tanto por parte del muerto como el suyo. Ya no hay nada que hacer ahí.

Por mucho que Kaeden insista en ir hasta el coche patrulla para ir al hospital, su compañero llama a la ambulancia para que sea atendido cuanto antes y para que echen un vistazo al otro chaval y a la chica que ha intentado atracar. Kaeden espera sentado contra una pared, haciendo presión sobre la herida y esperando a que llegue la ambulancia de una vez por todas para que le dé un chute de algo, le duerma la zona y le saque la bala. Se ha visto en situaciones peores, es cierto, y Kaeden no es precisamente un nenaza, pero eso no significa que disfrute del dolor. O al menos no de ese dolor tan fuerte.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Orison A. Thorstein el Sáb Sep 22, 2012 11:02 pm

Bebe su café en poco tiempo antes de ir a atender a otro de sus pacientes de la noche, ya ha perdido la cuenta de cuantas personas han llegado a Urgencias en el Hospital en su turno, pero solo han sido cosas menores sin importancia. Cuando se despide de esa joven madre que había llevado a su bebe por un cuadro de tos severa y fiebre, siente el llamado de una de las tantas enfermeras del lugar. Esta le informa de un problema en las calles y que hubo heridos, va con rapidez a buscar su maletín y ambos se dirigen a la Ambulancia junto con un Paramédico para ver que ha sucedido. Por la hora las calles están prácticamente desiertas, se da cuenta que van a una zona que no es demasiado concurrida y que ciertamente es un tanto peligrosa en la oscuridad. Se estacionan cerca de un callejón y baja de inmediato de la ambulancia seguido por sus compañeros.

No le es difícil ver a 4 personas en el lugar, a pesar de lo oscuro que esta, no puede evitar soltar un gruñido al ver a un policía con un aura negra apoyado en una pared, apreta sus puños con fuerza y se detiene de inmediato. ¿Qué Demonios hace uno de ellos acá? Se pregunta mentalmente, antes de escuchar la voz de la enfermera que se ha detenido a su lado para preguntarle si sucede algo, niega con la cabeza antes de indicarle que se acerque al policía herido e indicarle al paramédico que se acerque al hombre que esta tirado en el piso, el que finalmente ya estaba muerto. Habla con el compañero del policía, el cual le informa la situación antes de acercarse a la chica que se encuentra llorando y bastante alterada. Luego de hacerle las preguntas pertinentes le lleva en brazos a la ambulancia ya que se encuentra en estado de shock.–Vengo en un momento- le dice al policía herido y a la enfermera que lo esta atendiendo, mientras camina hasta el vehículo para dejar a la chica y darle un calmante por ahora.

-Kate necesito que veas a la chica mientras yo atiendo al señor aquí presente- su voz tiene un tono hosco poco común en el, mira como ella camina a atender a la chica y como el policía y el paramédico se encargan del muerto. Siente sus manos arder antes de agacharse al lado del hombre. –Que se siente un poco de sufrimiento de vuelta señor oficial?- pregunta alzando unas de sus cejas mientras examina la herida. Hasta para esto tienen suerte los muy miserables…Maldito Demonio… ejerce mas presión de la necesaria en el hombro del otro mientras maldice en su mente y desinfecta donde impacto la bala. –Que suerte la suya Señor Myers, la bala no ha dañado nada importante así que solo necesitare que lo llevemos a la ambulancia para tratar su herida, le duele?- su voz suena a veneno mientras le toca el hombro con fuerza, es que los demonios no les inspiran ningún tipo de buen sentimiento, sacan su peor lado, guardara la apariencia ante los demás, pero mientras ellos no lo escuchen ni lo vean, no dudara en advertir a quien se encuentra frente a el y que ya se ha ganado su odio, aunque probablemente ya sea mutuo.
avatar
Orison A. Thorstein

Mensajes : 23
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 21/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Kaeden A. Myers el Sáb Sep 22, 2012 11:29 pm

Por suerte, la ambulancia no tarda demasiado en llegar y en ofrecer la ayuda que se espera de ella. De vez en cuando mira a la humana, que no hace otra cosa a parte de lloriquear y ponerle de los nervios, mientras que su compañero insiste en que se tranquilice porque todo irá bien. Claro que irá bien, ¡para ellos! Porque por mucho que Kaeden se haya ganado unos días de baja, no le interesa estar fastidiado de un hombro porque a un niñato le ha parecido una gran idea eso de disparar en vez de rendirse. Claramente estaba pidiendo la muerte, y la ha obtenido. El infierno es lo que se hubiese merecido, directamente. Aunque con suerte no se le han abierto las puertas del cielo y se queda en las entrañas del infierno, pudriéndose.

Se empieza a apartar la ropa del hombro en cuanto ve llegar a los médicos. Deja el hombro ensangrentado completamente al descubierto, para que puedan tratar la herida como mejor saben. Eso sí, le cuesta un poco hacerlo y al final la enfermera tiene que echarle una mano. Él encantado, no ha podido evitar fijarse en que tiene el trasero bien puesto. Por Lucifer, ni siquiera en ocasiones como estas es capaz de comportarse. Se dedica a hacerse el héroe un poco, hasta que llega el compañero de la chica para seguir con la cura, seguramente. Eso le fastidia, aumentando su malhumor.

Creo que yo necesito a Kate más que la chica esa —traga saliva y se centra en no pensar en el dolor, cosa bastante complicada teniendo en cuenta que los médicos no hacen otra cosa a parte de hurgar en su herida. Pero de pronto empieza a notar que las cosas no están tan bien. Llamar a la ambulancia ha sido una muy mala idea, haber acudido directamente al hospital tal vez le hubiese salvado de no tener que encontrarse con el médico que ahora mismo le está atendiendo. Al principio duda un poco, no sabe si está en lo cierto o no, por eso disimula durante un poco más—. Lo dices como si yo me hubiese cargado a ese chaval. No me ha dado tiempo ni a tocarle un pelo —vamos, que él no le ha ocasionado ningún daño, por desgracia. Pero la forma en la que habla después y tiendo en cuenta cómo le mira... no, no se equivoca, en absoluto. Se tensa al instante, incluso busca separarse de él, en parte también debido al dolor que está ocasionando la presión exagerada que está ejerciendo sobre su herida. Suelta un bufido mientras le mira con odio—. Vaya, si eres un Power Ranger de Dios... deja que adivine, eres el rosa.

Pese a todo se permite ser irónico y trata de ser hiriente. Suelta una pequeña carcajada entremezclada con tos, mientras aparta con brusquedad la mano del médico. De pronto se le han quitado las ganas de que le atiendan, tiene que ponerse en pie y huir de ahí. No está en condiciones de enfrentarse a él, aunque el hecho de verse rodeados de humanos dificulta mucho un posible ataque por parte del médico. Coloca su propia mano sobre la herida y se intenta poner de pie mientras usa la pared como soporte.

Ah, de modo que sólo me llevarás en ambulancia para que me curéis allí. Bueno, pues si resulta ser tan poca cosa creo que me curaré yo en casa —sólo tiene que sacarse la bala, desinfectar la herida y coserla. Como suelen decir... coser y cantar.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Orison A. Thorstein el Dom Sep 23, 2012 12:30 am

Rodo sus ojos al escuchar su comentario acerca de Kate, aunque no le extraño para nada, ella era una joven muy bella. Aunque no le contesto nada a eso, ya que aunque fuera indirectamente le diría que alejara sus ojos de ella y mas aun sus manos. –Bueno, el ya ha muerto no veo la necesidad de hablar sobre el chico, y ya tengo claro que es lo que hizo a la chica, aunque ya veo que no le causaste ningún miedo- mira unos segundos hacia donde aun esta el cuerpo del chico que lamentablemente había caído en el pecado…lejos del camino que Dios buscaba para su creación, lentamente el mundo se convertía en un lugar peor, solo esperaba cumplir con su misión, que los humanos volvieran en su mayoría al camino del bien y que los demonios fueran destruidos, encerrados junto con Satán.

Sintió como el otro se tenso a su lado, y su reacción… no pudo evitar sonreír con cierta malicia al sentir su mirada de odio sobre su persona. –Que lindo apodo me has escogido niñato de Lucifer, pero lamentablemente te has equivocado de color, prefiero mil veces el azul, aunque a ti el Rosa debe quedarte a la perfección- dijo para luego soltar una risa ligera e irónica. Se paro a su lado al ver que trataba ponerse de pie, cruzándose de brazos y alzando una ceja con algo de superioridad. –No me digas que ya te he asustado?, quieres llamar a mami?, o mejor aun volver a tu querido lugar de fuego?- pregunta mientras recoge con rapidez sus cosas y las mete en su maletín, cada una en su respectivo lugar.

Pone su mano sobre el hombro que no esta herido del demonio y detiene sus movimientos. –No creas que me agrada la idea de dejarte ir como si nada pasara, y por supuesto que me resultas poca cosa, si eres mi enemigo, pero aquí hay mucha gente y no se vera bien que te largues sin mas, además que ya sabes que no lo podrás hacer porque esos tres no te dejaran- hablo mientras hacia un gesto hacia donde estaba Kate, el paramédico y el policía, a el poco y nada le importaba el destino de ese demonio que se cruzo en su camino, si de el dependiera esperaría a que estuviera bien y se enfrentaría a el de forma justa, pero por ahora debía comportarse como el medico que era y no hacer sospechar nada a los humanos presentes. –Además, si te largas no me costara salir del Hospital y encontrarte, y ahí no habrá nadie que pueda intervenir si luchamos, pero para ahorrarnos problemas a ambos y porque no me gusta tener ventaja porque estas herido mas te vale cooperar, lo entiendes?- cerro sus manos en puños y soltó un bufido antes de hacer un gesto al paramédico para que se acercara a ellos, le dijo si podía ayudar al herido a caminar hasta la ambulancia para poder curar su herida y retirar la bala. Se giro antes de que se movieran a Myers, con su rostro imperturbable y sin demostrar ninguna cosa con su mirada, que escondía las ganas de hacer con ese demonio lo que debía como servidor del Creador, -Puede caminar con la ayuda de el, no es así Señor? Y no se preocupe solo me tomara algunos minutos-

Sintió vibrar su teléfono celular mientras caminaba detrás de ellos y vio un extraño mensaje en la pantalla, ya averiguaría después de que se trataba, paso su mano por su cabello con cierta frustacion y expresando su mejor cara de que nada ocurre a los demás.
avatar
Orison A. Thorstein

Mensajes : 23
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 21/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Kaeden A. Myers el Dom Sep 23, 2012 12:51 am

Los humanos, como los animales, atacan cuando tiene miedo, es instintivo. Mírale los pantalones, tal vez se ha cagado encima al verme —sigue igual de chulo que siempre, ni siquiera otras siete balas más en el cuerpo podrían hacerle cambiar de forma de ver las cosas. Suelta un bufido cuando ve que él no es el único gracioso, que el resurgido también intenta hacer bromas a partir de las que hace él. No está dispuesto a dejarse ganar, con alguien como el médico no quiere perder ni a las chapas—. Por supuesto que me queda de maravilla, a mí me queda bien todo —dice entre dientes, debido al dolor que le produce el levantarse él solo y con el hombro tan mal. Puede ver cómo su compañero está a punto de acercarse al notar que Kaeden no está cooperando con el médico—. No estoy asustado, estoy siendo prudente. No voy a dejar que me cure un soldadito como tú.

Lo tiene muy claro, es arriesgarse demasiado. Hace bien en tenerle respeto, porque sabe que no dudará en matarle ni un solo segundo, y Kaeden valora lo suficiente su vida como para tenerla presente en todo momento. Suelta un nuevo bufido cuando nota su mano en el otro hombro. No quiere que le toque para que le cure, mucho menos quiere que le toque para detenerle. Escucha todo lo que dice, no le gusta ninguna de sus palabras, y es normal que no haga más que responder a todo y mirarle cada vez peor. Si las miradas mataran él estaría ya muerto.

Claro, es mucho mejor que vayamos al hospital, me cures, me mandes a casa y después veas mi ficha médica, donde hay constancia de mi nombre, de mi apellido y de la dirección de mi casa. Muy inteligente por tu parte, pero me conozco todos los trucos —es un demonio, es el primero en usar esas cosas si tiene la oportunidad de hacerlo. Lo mejor de todo es que viene con advertencias, como si fuesen a funcionar con Kaeden. Es así de cabezón—. Hasta con las dos piernas rotas podría contigo —sigue haciendo alarde de su chulería. Por desgracia no pueden seguir batallando a base de palabras, porque llama al paramédico, el cual no tarda demasiado en llegar. Mira de nuevo mal al médico, sin cortarse un pelo, antes de mirar con desprecio al insignificante humano que pretende ayudarle—. No, no es así. Puedo caminar solo.

Va hacia la ambulancia mientras ignora la pregunta de su compañero. está demasiado ocupado intentando contenerse, así que prefiere no abrir la boca para nada. Echa un vistazo a su herida, cada vez más convencido de que eso se lo puede curar él sólo en casa. Los puntos no le van a quedar tan bonitos como aquí al médico, pero se asegura salir con vida. Más o menos. Prefiere morir así que a manos de un resurgido.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Orison A. Thorstein el Dom Sep 23, 2012 2:02 am

-Créeme que no necesitaría todo esa información que puedo encontrar en tu ficha medica para encontrarte, y si vas al hospital será solo para hacer el papeleo que te pedirán en tu trabajo, tengo cosas mas importantes que hacer que averiguar de ti ahora- le contesto con el mismo tono molesto sin importunarse en ningún momento, sin poder evitar reír al escuchar lo que le dijo a continuación, vaya que era orgulloso el demonio que tenia enfrente, de seguro seria toda una desgracia que fuese atendido por el, aunque el sentimiento era mutuo.

Al llegar a la ambulancia aprovecho de ver el estado de la joven, la cual se notaba mas calmada y ha dejado de llorar, pero el miedo de sus ojos no se ha ido aun, le pregunta unas cuantas cosas pero no sabe cual es el procedimiento a seguir en estos casos, pero sabe que deberán dirigirse al hospital a ver unas cuantas cosas tanto del policía como de ella, aunque solo esperaba alejarse rápidamente de el y continuar su trabajo sin lidiar con la frustración que ya sabría que sentiría.

Cambia sus guantes antes de acercarse al policía que esta sentado en la camilla y limpiar la zona antes de retirar el proyectil. Por el lugar en el que estaba no le costo mucho retirarla y realizar el procedimiento habitual para estos casos. Estuvo callado todo ese tiempo, para después realizar los puntos y parchar la herida correctamente, busco en sus cosas una jeringa y una solución que inyecto en uno de los brazos del demonio, para lo cual solo pidió permiso. –Todo bien Señor Myers?, le he inyectado unos medicamentos que lo ayudaran a que se reduzca el dolor de su herida mientras nos dirigimos al hospital- Se giro levemente para mirar a su compañera y le dedico una media sonrisa -Kate avísale a Tom que ya nos podemos mover, quiere examinar mejor a la joven en el hospital y si puedes necesito que le des las indicaciones para cuidarse al señor policía-

Evito cualquier contacto visual con el demonio usando la paciencia que con los minutos volvió a el, mientras llenaba unos cuantos papeles que la enfermera la había pedido que completara para que Myers se desocupara lo mas pronto posible. –Tiene alguna pregunta señor? De su tratamiento o algo que quisiese saber?- su voz no indicaba nada, parecía completamente plana –Creo que queda a su gusto si prefiere que sus curaciones la realicen las enfermeras del hospital o en su defecto prefiere que sea yo, ahí usted decide sin problemas- termino con un tono mas irónico de lo habitual antes de cruzarse de brazos y esperar a llegar a su lugar de trabajo y por fin perder de vista a ese niñato de Satán que porque no decirlo, dejo sus nervios de punta.
avatar
Orison A. Thorstein

Mensajes : 23
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 21/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Kaeden A. Myers el Dom Sep 23, 2012 11:14 am

¿De verdad? ¿Tiene algo mejor que hacer que seguir las órdenes de su Dios y matar a Kaeden? Esta es buena, no se fía ni un pelo de lo que le dice el médico, pero ahora mismo no le queda más remedio que callar, entre humanos no puede montar un numerito que ponga en peligro su identidad. Ambos son consciente de eso, el problema es que Kaeden es demasiado soberbio y tiene que dar la nota en todo momento. Mientras el médico se dedica a examinar a la chica, la cual no tiene ni un rasguño gracias a él y a su compañero, Kaeden se dedica a examinar su herida al máximo. Incluso la presiona un poco para ver la facilidad con la que podría extraer la bala con su propia mano. La idea no ha sido muy buena y además la enfermera no tarda demasiado en regañarle por hacerlo. Bueno, es su herida, él verá lo que hace o lo que deja de hacer con ella, ¿no?

Lo que no le sorprende es que no le ponga algo para el dolor antes de iniciar con todo, y eso le da mucha rabia. Sin embargo, no dice nada, se dedica a aguantar el dolor como un auténtico campeón. Acaba sudando y posiblemente con algunas décimas de fiebre, pero lo importante es que, a lo sumo, sólo ha soltado dos o tres gruñidos, y esos tres mientras le extraía la bala y le daba los puntos, que le ha parecido lo más doloroso de todo. No es la primera vez que le disparan, pero es que uno no se acostumbra a que vayan añadiendo agujeros en su cuerpo a placer, y menos de ese calibre. Cuando termina se pasa una mano por la frente, retirando algunas gotas de sudor.

Mientras no sea veneno me da igual. De todos modos, podrías haberme puesto eso antes de empezar a andarme en la herida, medicucho —está cabreado, pero no parece más que un agente de policía cegado por el dolor, de modo que no cree que haya ningún inconveniente en meterse un poco con él. Rueda los ojos cuando comenta lo de las indicaciones. Sabe lo que tiene que hacer, tener una personalidad como la de Kaeden implica que todo el mundo quiera dispararle y que unos pocos lo consigan—. Me parece que me quedaré con las enfermeras, creo que tendrán más en cuenta mi integridad física.

Y además seguramente estén más buenas que el médico. Eso también es un dato importante, hará que el dolor resulte mucho más ameno.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Orison A. Thorstein el Mar Sep 25, 2012 3:43 am

Puso los ojos en blanco al escuchar lo de “medicucho”, no puede evitar cerrar los puños con fuerza y soltar un bufido imperceptible, poco le importaba el dolor que pudiese tener el otro y nunca negaría que disfruto verlo sufrir un poco por muy paciente suyo que haya sido, o acaso creía que esa gran aura negra que estaba con el había aparecido de la nada y no por sus pecadoras acciones?. Solo estaba tratándose de una advertencia, el presentimiento de que se lo volvería a encontrar mas pronto que tarde lo tenia aun mas turbado, tenia mas que claro que la próxima vez no seria lo mismo, y una parte de el ansiaba que llegara pronto ese momento porque en igualdad de condiciones si que esperaba una pelea reñida.

-Oh claro, se me olvidaba que en la cara de algunos se nota lo fácil que babean por las chicas, pero no te preocupes que cuando vuelvas puede que te tenga un babero listo-le susurro para que solo el lo escuchara, para después dejar una sonrisa ladeada en su rostro cruzándose de brazos, ya no faltaba mucho para que llegaran al hospital y eso en parte lo tranquilizaba. –Aunque usted ha hecho que me sorprenda un poco señor, no traer chaleco anti-balas y dejarse herir tan fácilmente por un delincuente, vaya que me preocupa un poco la seguridad que hay en Praga, menos mal que no he necesitado de su ayuda- el demonio no era el único que podía tirar uno que otro comentario fuera de lugar, la chica parecía inmersa en alguno de sus pensamientos y Kate no le diría nada respecto a lo que le pudiese decir a Myers.

Kate le paso unos cuantos papeles que tenia que firmar por lo que aconteció en el callejón, donde salían los nombres de ambos policías y la chica, el hombre que murió aun debían reconocerlo y todo lo demás, y probablemente tuviera que ver algo mas respecto a eso. Así que Kaeden se llamaba el “agradable” oficial, tal vez en algún momento le pudiese servir esa información.

El vehículo se detuvo luego de un rato cuando ya llegaron al hospital, pensó bajarse de inmediato, pero antes les dio unas instrucciones a la enfermera y al paramédico que habían ido con el. -Bueno señor, ha sido todo un gusto atenderlo- hablo con evidente sarcasmo mirando al demonio –no se porque tengo el presentimiento que nos volveremos a encontrar muy pronto, espero se recupere para ese entonces- estiro su mano esperando que el otro la estrechara, pero solo porque por culpa de el no perdería sus modales.

avatar
Orison A. Thorstein

Mensajes : 23
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 21/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Kaeden A. Myers el Mar Sep 25, 2012 8:21 am

El dolor le hace ser algo más gruñón que de normal, es totalmente comprensible, pero por suerte pronto lo que le ha puesto el médico empieza a hacer efecto en su hombro, haciendo que se relaje un poco y que deje esa postura tan agresiva y chulesca. Pero sólo un poco, para bien o para mal ese comportamiento le viene de serie, de modo que es bastante usual verle de ese modo. Arquea una ceja cuando hace el comentario de babear con las chicas. Claro que babea por ellas, le gustan y él le gusta a ellas, es algo... ¿natural? Que Dios siempre ha peleado porque todo el mundo reprima los instintos más naturales de una persona es un hecho, y ahora que se encuentra en un cuerpo humano eso se multiplica. Por no hablar de que la lujuria es algo que va grabado con Kaeden, como es un demonio eso tampoco supone una novedad para nadie.

Tal vez me tengan algo mejor que un babero preparado —sonríe de forma bastante ladina antes de mover un poco el hombro, aunque con cuidado. Apenas siente dolor, pero es consciente que la falta de dolor no implica que los puntos vayan a quedarse en su sitio porque sí—. Vivo al límite, ya ves. En cualquier caso, los chalecos antibalas que nos ofrecen no suelen cubrir la zona en la que he sido disparado. Además, aunque no se haya dado hoy el caso, suelo ser bastante más rápidos que ellos —eso o usa sus poderes de demonio. Lo hubiese hecho de no haber estado con su compañero. Eso sí que hubiese sido dar la nota, y lo último que pretende es que todo el cuerpo de policía desconfíe de él.

Se mantiene en un sorprendente silencio durante el resto del camino, hasta que finalmente la ambulancia se detiene. Menos mal, no aguantaba estar ahí dentro encerrado con un resurgido. Es incómodo, eso como mínimo. Se pone de pie y coge su cazadora ensangrentada y agujereada. Tiene que tirarla, sí, pero no quiere volver a casa y morir congelado en el intento. Suelta una buena carcajada justo cuando escucha la ironía que usa el médico.

Y a mí me ha encantado ser disparado para poder ser atendido por ti —la sonrisa que le dedica es la más falsa de la historia de las sonrisas. No se alegra nada de haber sido atendido por un resurgido, si lo llega a saber se va a casa tal cual está y se cura él como puede—. Espero que sea pronto —no ve el momento de borrarlo del mapa. Con la ayuda de la enfermera se echa la cazadora por encima de los hombros, mientras él intenta no quejarse por su torpeza—. Estaré como una rosa, por eso no te preocupes —cuando ve que pretende estrechar su mano duda un poco. Kaeden carece de la educación que tiene el médico para estos temas, por lo que no suele estrechar la mano de nadie si no es para cerrar un trato—. Uh, me encanta estrechar manos —comenta con una sonrisa de oreja a oreja mientras coge la del médico con firmeza. Pese a ello, la acaba soltando tan rápido como es posible, para después irse con la enfermera para rellenar papeles y todas esas cosas.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Orison A. Thorstein el Sáb Sep 29, 2012 11:44 pm

Aunque no le agrada perder la seriedad, mas aun por la situación, suelta una pequeña carcajada por la conversación, se pregunta si los demás se darán cuenta de lo tenso del ambiente o la mirada de desafío que se dedican el uno al otro. La verdad es que no esperaba que el policía le estrechara la mano, aunque obviamente no le responde a esa sonrisa de oreja a oreja que hizo, a lo mas soltó un “jah” y rodo los ojos por lo irónico de todo.

Se bajo con rapidez de la ambulancia, pero espero a que la chica se bajara para ayudarla y llevarla para atenderla de mejor manera, ya que aun estaba muy alterada y asustada por el incidente. Antes de irse con ella dentro del hospital, se giro levemente para mirar al demonio, con una pequeña sonrisa torcida en su rostro, hace algún tiempo ya sentía que estaba un poco tranquilo el ambiente en Praga o mas bien en los lugares que frecuentaba, pero ahora tenia un nuevo enemigo, el cual espera enfrentar pronto.

Y la próxima vez su mano no dudaría en ningún momento, su deber a Dios estaba siempre primero, además que con solo mirarlo recordó el motivo por el cual su odio hacia los demonios se acrecentó, sobretodo hacia los que poseían cuerpos de hombre, en esa ocasión cobro venganza pero no había sido suficiente…nunca lo seria.

-Fin-

Spoiler:

Bueno creo que ha sido una "amena" forma de conocerse Very Happy de Orison y Kaeden, aunque ya quiero ver un poco mas de accion y pelea entre estos dos Smile. Solo espero a que su hombro este recuperado. Bueno despues nos podemos poner de acuerdo para inciar el Round 2 ^^, a todo esto aun no hay fecha para la primera trama cierto?.

Saludos y gracias por el tema :3
avatar
Orison A. Thorstein

Mensajes : 23
Puntos : 19
Fecha de inscripción : 21/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Damn it II Orison

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.