Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Afiliación Elite: Crodwell, Assassination Academy
Mar Ene 08, 2013 8:01 pm por Invitado

» · Sta. Lucía · Afiliación Élite
Vie Nov 30, 2012 11:21 pm por Invitado

» Once Upon a Time in Storybrooke {Afiliación Elite}
Sáb Nov 03, 2012 5:50 pm por Invitado

» Fruit of the poisonous tree [Elite]
Mar Oct 23, 2012 9:09 pm por Invitado

» Literary and Graphics [Afiliación élite; RECIÉN ABIERTO]
Sáb Oct 13, 2012 7:33 pm por Invitado

» Welcome to Ravensville [Élite]
Jue Oct 11, 2012 2:07 pm por Invitado

» Erase una vez [Afiliación élite]
Mar Oct 09, 2012 6:07 pm por Invitado

» Registro de PB
Dom Oct 07, 2012 4:43 pm por Astrid Z. Roux

» El Árbol del Ahorcado {#} | Panem RPG | Normal
Dom Oct 07, 2012 2:17 pm por Invitado

The Hole Photobucket Photobucket 7th & Spring Thewalkingdeadrol Party Is My Lofe Age of Dragons Photobucket Guardianes Another Praga 28_194846_96xb13 Rol Anatomia de Grey

What the fuck!? /Kaeden.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por H. Ljubičić Køvačević el Sáb Sep 22, 2012 5:05 pm



WHAT THE FUCK!?
H.Ljubičić Køvačević y Kaeden A. Myers
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
23:05 PM22 de SeptiembreCalles y callejones
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Con lo bien que me había levantado esta mañana y precisamente por la noche se me tenía que joder absolutamente todo. Tenía pinta de ser un día excelente —dentro de lo que cabe, claro—. Había recogido bastantes almas en lo que llevaba de día y por la tarde-noche iba a ir a mi trabajo. Bueno, al lugar de trabajo dónde la chica a la que tengo poseída trabaja. A decir verdad, algo que hago muy poco, me gustaba bastante mi trabajo. No te cansabas y encima ganabas una buena pasta, sin embargo por ser demonio no te pagaban, simplemente tenías que ir recolectando cuantas más almas mejor, ¿y para qué? Para vete tú a saber el qué. Lucifer, mi padre, se tenía ese secreto muy callado. Ni si quiera para los de su confianza como podían ser ciertos demonios, era algo que ellos supieran. Nadie a excepción de él lo sabía. Por eso esta vida, o trabajo, o lo que fuera, me daba cierto de asco a veces, porque no nos pagaban. Cierto era que por ejemplo, dormir, nos hacía poca falta. Lo único que nos hacía falta era recolectar almas, ser fieles a Lucifer, no nombrarlo en vano y ah, alimentarnos. La mayoría de este trabajo eran ventajas pero por un poco más de dinero tampoco iban a morirse, total, ya estamos muertos.

El caso, que me voy del tema. Es que mi día era absolutamente ¡perfecto! Me había dormido una siesta de cuatro de la tarde a siete de la tarde para poder estar descansada pues tenía trabajo desde las nueve de la noche hasta las cinco de la madrugada, pero tenía el presentimiento de que hoy acabaría antes, aunque no sabía por qué. No lograba...¿Entenderlo? sí, podría ser una buena palabra para clasificarlo. No lograba entender el por qué de ese presentimiento. Y aún así, ocurrió. Estaba en mi lugar de trabajo, haciéndolo tranquilamente, rodeada de humanos y demonios también, pues no era la única que trabajaba allí, así que sabiendo que tenía buena compañía y humanos de los que alimentarme, ¿qué podía salir mal, no? Pero sí hubo algo que salió mal. Había una chica, una humana. Apestaba a humana, tanto que llegaba a dar arcadas y, no es que a mí me dieran asco los humanos pero esa era repulsiva y asquerosa. No sé cuantas veces me tocó las narices por la noche, hasta que al final decidí que era bastante y simplemente nos pusimos a discutir. El jefe, un gran amigo mío y demonio también, me recomendó que me fuera a casa si no quería perder mi empleo. Sabía de lo que ese sabio hombre era capaz de hacer así que me retiré de allí sin más.

¡Y aquí estoy! Hablando yo sola como una gilipollas. Bueno, como una gilipollas no. Se lo estoy contando a la chica que está encerrada en su propio cuerpo. Pobrecita, ¿no? Pues no. Era una mala víbora, aunque intentase creer todo lo contrario y, por supuesto, aunque intentase aparentar todo lo contrario. ¿Por qué creéis que mi alma y su cuerpo pegan tan bien? Porque prácticamente somos iguales. Obviamente opuso resistencia a que la poseyera y tal pero...Bah, me da igual. Se acostumbrará seguramente. Y si no, pues que se joda. Total, cuando su alma muera yo me cambiaré de cuerpo así que.
Mientras pensaba y hablaba todo esto conmigo misma, caminaba por las devastadas calles y callejones de Praga. La guerra estaba haciendo numerosos estragos y brechas en las que si caías podrías llegar a un abismo oscuro, mucho más oscuro de lo que podrías pensarte. Mucho más oscuro de lo que sale en las películas. Nadie tiene salvación aquí. Dios dice muchas cosas pero ni para sus fieles corderitos tiene una salvación segura porque sabe que va a sucumbir tarde o temprano. Ya está muy mayor para éstos trotes...Debería de dejarle el relevo a Lucifer, mucho más joven.

Seguí caminando por dichas callejuelas, sin un rumbo fijo a decir verdad y de repente olisqueé, pues olía a algo familiar. ¿Sangre? No, o al menos creía yo que no. Seguí olfateando, continuando el rastro que ese olor producía hasta que llegué a una parte por la que muy pocas veces había pasado. Allí había un hombre, de un metro ochenta y pico, quizá metro noventa por lo menos. Musculoso, bastante fornido y rubio, o al menos algo así podía percibir. Aquella espalda...Me sonaba. No sabía de qué. Me acerqué intentando no hacer demasiado ruido, alzando una de mis manos hasta colocarla sobre su hombro, con la intención de que se girase para que pudiera verle la cara y alcé una ceja, al buscar su rostro con la mirada.

— Vamos no me jodas... —.Bufé. No me jodas. ¿Kaeden? ¿Qué coño estaba haciendo él por aquí? Bueno, pregunta tonta. ¡Viva Hache, hoy es tu día de suerte! No sólo me he topado con una humana gilipollas si no que también con un demonio la mar de cabrón. A esto le llamo yo buena suerte, y creedme, es lo mejor que puede pasarme.


- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
CREADO POR MISS NATASHA PARA SOURCECODE ● NO BORRAR CRÉDITOS
avatar
H. Ljubičić Køvačević

Mensajes : 32
Puntos : 23
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por Kaeden A. Myers el Sáb Sep 22, 2012 5:34 pm

Noche libre, el haber estado siendo el protagonista de una entrevista, ha sido razón suficiente como para poder saltarse ese día el turno. Y esa noche, por supuesto. Sabe cómo pedir las cosas para que su jefe le deje salir antes, o para que le conceda un par de días libres. Esta noche piensa dedicarla a hacer algunos pactos, cada vez hay gente más y más desesperada que busca hacer un pacto con un demonio, él tiene que aprovechar para sacar tantas almas como pueda, antes de que cualquier otro demonio se le adelante. Suele ser algo bastante común, que entre dos demonios tengan que dedicar a mejorar sus ofertas hasta que uno de los dos consigue salirse con la suya, pero eso es una pérdida de tiempo y ninguno de los dos consigue pactar bajo sus posibilidades y/o gustos. Tendrá que ser muy rápido esta noche para evitar una situación como esa a toda costa.

Pero antes de ir a por esas almas que piden a gritos ser recogidas por Kaeden, se toma unos minutos para despejarse y descansar. Estira un poco su cazadora y del bolsillo saca un paquete de tabaco. Nunca lleva mechero encima, de todos modos no lo necesita, por eso del paquete únicamente saca un cigarro, el cual coloca entre sus labios mientras vuelve a guardar los demás en el bolsillo. Una vez lo ha hecho sólo tiene que usar su poder para que este se encienda, mientras el demonio aspira un poco para llenar sus pulmones de humo. Ahora se siente algo más relajado, como si nada pudiese ir mal en esa noche. Saldrá de ese callejón y arrasará con todas las almas y mucho más.

Sin embargo, Lucifer no está por la labor de concederle una noche tan productiva, porque para cuando quiere darse cuenta escucha pasos. Rueda los ojos, sin girarse. Sabe que es un demonio desde el primer momento en el que ha notado su presencia, pero no quiere tener que enfrentarse a ninguno. No esta noche. Por eso se centra en su cigarro, ignorando por completo al otro demonio y esperando que se vaya a hacer puñetas a otro sitio. Eso hasta que nota que está demasiado cerca. No quita el cigarro de sus labios, simplemente aprieta los puños y se caga en todo lo que se mueve por verse obligado a tener que lidiar con alguien que no pueda darle su alma. Cuando coloca la mano sobre su hombro gira sobre sus talones para encarar a un demonio que en un primer momento no reconoce. Necesita un par de segundos más para situarse, pero cuando lo hace su reacción no se hace esperar mucho más. Se quita el cigarro de los labios y suelta el humo mientras articula las palabras, atónito.

Joder —gruñe el rubio mientras se aparta medio paso de ella, mirándola con una ceja arqueada. ¿Qué se supone que está haciendo ahí? Vale, es cierto que prefiere verla a ella que a muchos otros demonios del montón, pero eso no significa que le guste que aparezca la noche en la que tenía pensado estar tranquilo y dedicarla a las almas. Se le acaba de joder el plan por completo y lo sabe, siempre que está ella cerca tiene que ser puteado hasta el extremo. ¿Lo bueno? Que él también podrá putear, aunque no esté por la labor—. Me echabas mucho de menos, por lo que veo, has venido directa a por mí —suena hastiado, tal y como se siente él. Encaja bien los hombros y levanta un poco la barbilla antes de volver a abrir esa boca—. Lárgate, esta es mi zona.

Un encuentro cargado de lágrimas, de afecto y de palabras bonitas, está claro que se alegran mucho de verse y esas cosas. En fin, para cómo son los dos de momento van hasta bien encaminados. Sólo hay que darle un poco de tiempo para que las cosas se tuerzan por completo y empiecen los ataques de verdad. La escruta con la mirada, recorriendo ese cuerpo que no había visto nunca, y vuelve a dar una calada al cigarro, el cual está ya a medio consumir. Con el estrés que supone estar cerca de Hache, va a necesitar ese cigarro, los que tiene en el bolsillo y los que tiene en el alijo secreto de su piso.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por H. Ljubičić Køvačević el Sáb Sep 22, 2012 6:28 pm



WHAT THE FUCK!?
H.Ljubičić Køvačević y Kaeden A. Myers
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
23:05 PM22 de SeptiembreCalles y callejones
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

— Vaya. Y yo que pensaba que tu hospitalidad ya era una mera leyenda. Siempre te has caracterizado por ser tan...directo. —.Dije con un pequeño deje de ironía. Obviamente ese chico tenía de hospitalario lo que yo tenía de virgen y buena persona. Es decir, nada.

Kaeden, Kaeden, Kaeden. Un demonio que conocí como tal en el infierno y del cual pocas veces me he podido deshacer. Digamos que siempre nos hemos "tenido en cuenta", por denominarlo de alguna manera y ahora mucho más, claro. A pesar de que los dos somos bastante parecidos, de que nos usamos para divertirnos y para putearnos mutuamente, tenemos una especie de relación si es que se le puede llamar así. Obviamente no es, ni mucho menos, uno de mis mejores amigos o de mis fieles seguidores, eso lo tengo claro. Kaeden se caracteriza por ser ciertamente individualista pues, al igual que a cualquier demonio no le gusta que le quiten lo suyo, no le gusta la competencia y es, hasta cierto punto, comprensible. Para que luego digan que los demonios son dispares a los humanos...Nosotros simplemente somos la versión mejorada, coño. No entiendo el por qué de tenernos tanta manía, pensé. Negué con la cabeza y me encogí de hombros para luego cruzarme de brazos mientras le escrutaba con la mirada. Tenía un nuevo cuerpo, uno que jamás había contemplado y...Me gustaba, ciertamente. Estaba bueno ese humano y no podía negarlo. Si le hubiese pillado yo antes que él...Cuantas cosas le habría hecho. Aunque que Kaeden esté dentro de él le da mucho más morbo al asunto pues, que dos demonios tengan sexo es algo bastante digno de ver. Mejor que cualquier película porno.

— Ja, ja, ja. Siempre tan gracioso. Pero hoy, para gracia de ti, no estoy de humor en quitarte ningún tipo de alma, he llenado mi cupo esta mañana. Pero puedo tener otros planes...—.En un principio fue sólo un murmuro, con un tono de melancolía e inclusive pesadez que se fue tornando en algo muy distinto. En algo pícaro, en algo travieso. ¿Cuales eran mis otros planes? ¡Joderle! Cansarle. Ponerle de mal humor. Como se quiera llamar. Aquello era un show digno de ver y yo me lo pasaba tan, pero tan bien picándole.

Sonreí con un ápice de maldad, bastante grande a decir verdad y antes de que aquel cigarro se consumiera entre sus labios se lo agarré con suma rapidez, comenzándomelo a terminar de fumar yo misma, frente a sus ojos para luego, después de haberlo acabado entre mis labios, lo tiré al suelo para pisarlo y que se apagase la pequeña llama que podía quedar, destrozando la zona donde ésta se alojaba con tal de que no se pudiese volver a encender de ninguna de las maneras, aunque si se quería, se podía. Los demonios manejábamos la piroquinesis, que era tener el control sobre el fuego y, si Kaeden ahora mismo lo quisiera podría comenzar a hacer que el cigarro ardiese bajo mi pie. Caí en la cuenta de ello así que lo aparté, no por miedo si no porque el fuego merecía cierto respeto por parte de todos los demonios. Era nuestra gran fuente y si no la tratábamos como tocaba podría volverse contra nosotros. Además, si se volvía contra Kaeden era una verdadera pena pues, era un chico muy guapo. Al menos ahora, en su forma humana.

Me acerqué para colocarme justo a su lado, encogiéndome de hombros y rasqué el tabique de mi nariz con dos dedos para luego posar el índice y el pulgar sobre el puente de ésta. Suspiré un tanto resignada. Que tuviera que encontrármelo también en Praga era un verdadero fastidio y a la vez un gran alivio. Al menos conocía a alguien más y tenía a quién putear, que llegase a tu nivel. Los demonios eramos algo así como masocas o al menos yo, claro. Pero vaya, ¿no habían más sitios a los que irse? ¡Se suponía que si el infierno se había abierto era para que los demonios se esparcieran por todo el globo, no sólo por Praga! Pero parecía que aquí había una convención. Como si hubiese una convención de cómics y de sus respectivos autores a la cual los frikis acudían inmediatamente. Bien, pues aquí los frikis éramos los demonios. Qué cosas, ¿no? Sonaba tan irónico y chistoso al fin y al cabo que daban ganas de arrancarte la cabeza para no pensar en estupideces, y eso, como poco.

— No te he echado ni una pizca de menos, pero apestas. No sabes desde dónde se te olía, chaval. Y bueno, sabes lo curiosa que soy así que decidí asomarme. Pero ahora que estás aquí puedo entretenerme jodiéndote, así que. Te he visto con cara de payaso y me he dicho, ¿por qué no me entretiene? Si seguro que se le da bien ser un bufón. Así que ya sabes lo que tienes que hacer, Ka. Entretén a una viejísima amiga. —.Aquellas palabras no podían haberme salido de una manera tan cínica en la vida, y mira que llegaba a serlo pero con él se incrementaba todo. Tanto lo bueno, como lo malo. ¡Ah, espera! ¿Tenía algo bueno? Quizá sí. ¿Y qué podría ser? ¿La ironía, sarcasmo y mentira? Entonces si era eso, sí. Llegaba a valores insospechados. Sonreí con amplitud y de lado, cruzándome de brazos, respirando tranquilamente pues, en realidad, no le temía. Alzaba una ceja mientras impacientemente esperaba una respuesta por su parte.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
CREADO POR MISS NATASHA PARA SOURCECODE ● NO BORRAR CRÉDITOS
avatar
H. Ljubičić Køvačević

Mensajes : 32
Puntos : 23
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por Kaeden A. Myers el Sáb Sep 22, 2012 7:06 pm

Es directo, muy directo. Dice lo que piensa y cuando lo piensa, no tiene ningún reparo en que los demás sigan el hilo de sus pensamientos cuando está cabreado. Tiene en cuenta que las palabras son muy poderosas, con ellas puede hacer prácticamente de todo: puede hacer que le odie o que le quieran, que los demás rían o lloren, puede dar felicidad y puede dar dolor, esperanza, intriga, miedo, valor, tranquilidad, nerviosismo, fortaleza, euforia, satisfacción, cariño, comprensión, nostalgia, desaliento, amargura, ansiedad, frustración, aversión, desprecio, rencor, celos, humillación, ira, desolación... son tantas las cosas que se pueden despertar en los demás sólo diciendo las palabras adecuadas... y las personas suelen ser tan sumamente débiles y fáciles de manejar que la palabra acaba poniendo las cosas siempre de su parte. Por eso ser directo es importante, decir las cosas tal y como las piensa o tal y como quiere pintarlas hace que él sea tan bueno en su tarea como demonio. Gracias a eso sobrevive como un auténtico campeón. Aunque la mentira es una gran aliada.

¿Y qué es de ella? Tal vez pueda engañar a los demás humanos, pero a él no. No le pillará con la guardia baja y no podrá engañarle, Kaeden puede pecar de casi todo, pero no de ingenuo. Hace tiempo que tiene calada a su querida compañera, y aunque las cosas han ido realmente mal en algunas ocasiones, al final siempre se han acabado encontrando de alguna forma. Llegado el momento, está bien tener a alguien en quien apoyarse, hay que recordar que están en guerra y que no siempre las cosas suceden como uno quiere. El resto del tiempo lo dedican en putearse y en matar el tiempo de ese modo.

Y tú siempre tan mediocre. ¿Has completado tu cupo? Nunca se completa ese cupo, seguirás siendo una más del montón mientras te sigas comportando como una jodida cría —está enfadado porque sabe que él no completará ni el mínimo de la noche gracias a ella, que va a ser quien eche a todo el mundo de su lado con su mera presencia. ¿Cómo va a hacer un trato serio con un hombre si está ella a su lado tocando las narices? ¿Cómo va a pillar desprevenida a alguna chiquilla indefensa si ella se encargará de chafar todo lo que Kaeden tenga en mente? Bufa—. Pues entre esos planes puedes añadir irte a tomar por culo un rato. Sé que te gusta y además yo estaré tranquilo durante toda la noche.

Deja que le arrebate el cigarro y que se lo fume, después de todo su sueldo da para eso y mucho más. Se ha visto en situaciones muchísimo peores. Lo único que le sigue molestando es su presencia, aunque esos evidente por la cara de desprecio que se le ha quedado. No podrá borrar esa mueca hasta que no se largue de su lado y se vaya a lo que él bien ha indicado: tomar por culo. Introduce las manos en los bolsillos de su chaqueta de cuero y la mira con evidente superioridad.

¿De verdad? Las damas suelen adorar mi olor, dicen que les apena mucho que sus sábanas acaben perdiendo mi olor —una sonrisa ladina se dibuja en sus labios, la primera desde que ella ha entrado en escena. Que le diga que se va a dedicar a joderle no le sorprende en absoluto, es más, es lo que esperaba de este demonio, de modo que se dedica a encogerse de hombros, casi como si la cosa no fuera con él—. Perdona, es que me he dejado mi disfraz de payaso en casa, no puedo cumplir mi papel tal y como alguien de tu categoría se merece. Tendrás que volver a tu esquina a ver si alguien se digna a pagar por tus servicios. Como siempre, tu dignidad quedará por los suelos, pero al menos podrás mantener un poco el escuálido cuerpo en el que has decidido encerrarte.

Coloca una mano en el esternón de la rubia y la empuja para que le deje paso. No pasa nada, si ella quiere quedarse en ese callejón esperando el día del juicio final, entonces no pasa nada, ya se larga él.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por H. Ljubičić Køvačević el Sáb Sep 22, 2012 8:22 pm



WHAT THE FUCK!?
H.Ljubičić Køvačević y Kaeden A. Myers
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
23:05 PM22 de SeptiembreCalles y callejones
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Me acababa de llamar puta en toda la cara y la verdad es que no podía negarlo. Podía serlo si quisiera, pero no ese tipo de puta. Bueno, igual sí. El problema venía cuando tíos, o demonios como él no entendían ni querían entender que una mujer también es capaz de disfrutar del sexo. Ahí viene cuando alguien suele decir que los hombres por disfrutarlo y tener sexo con varias distintas en una misma semana o inclusive día, son unos campeones mientras que las mujeres son unas putas. Otro motivo por el que, por ejemplo, odio a los humanos. Obviamente no a las mujeres. En la raza demoníaca pasa lo mismo. Hay demonios muy, pero que muy machistas pero una acaba acostumbrándose al final. De todas maneras es muy probable que sabiendo como era Kaeden, que no me afectasen sus palabras iba a enfurecerle mucho más. Lo mejor de todo es que no tenía que fingir que no me afectaban, porque directamente era bien cierto que no lo hacían.

Sonreí con frialdad, con ganas de burlarme. Podía llamarme hija de puta en la cara que me iba a quedar igual. Di un paso al frente para luego posicionarme delante suya, con mis manos metidas en los bolsillos de mis pantalones vaqueros. Ésta diversión contra restaba el cabreo que me había llevado por culpa de aquella humana, con la cual ya tenía algún plan para hacerle. Veríamos de qué podría ser capaz aquella chiquilla pues, yo era capaz de muchas cosas. Pero, ¿conocía mi límites? no, no. La pregunta debería ser, ¿tengo límites? No. Me veo capaz y estoy segura de que sé que puedo ser capaz de hacer cualquier cosa con tal de ganarme la confianza de alguien, el desprecio, la desconfianza,...Pero aún así habré dejado huella en alguien y hablarán de mí. Me nombrarán. Ya sea para bien o para mal, pero lo harán. Ganaré más fama a sus espaldas y ni cuenta se darán. Malditos idiotas inútiles...Y a la vez útiles. Que lástima de raza, que lástima...
Negué con la cabeza bajando por un momento mi vista al suelo, pensando, rebuscando unas adecuadas palabras para devolverle el golpe a Kaeden. Era una chica que se picaba con suma rapidez pero intentaba ocultarlo en todo momento porque sabía que eso podría ser un punto flaco que cualquiera sería capaz de usar a su favor, y en mi contra, aunque pocos se atreverían. Sólo los más locos o los más estúpidos, quizá los más temerarios, lo harían. Kaeden en este caso es un poco de los tres.

— ¡Pero si al final eres gracioso y todo! Te recordaba mucho más gruñón. Creo que empiezas a perder facultades...Cariño. —.Aquello iba a ponerle de mal humor, o al menos, intentaba ponerle de mucho más mal humor de lo que ya podía estarlo. Me encantaba picarle. Llegaba a ser incluso excitante. Que él se pasara conmigo me daba igual pues, no me afectaba ni en lo más mínimo. Estaba a prueba de balas. — ¿Yo? ¿Una jodida cría yo? ¿Y me lo dices tú? Ah, espera. La cría soy yo. Pero tú no. Tú eres el chico malo que en vez de arrebatar las almas sin más tienes que hacer pactos. Claro, pero yo soy la cría...Vamos, Kaeden. Sabes perfectamente que de cría tengo más bien poco, y que, te supero en miles de cosas. Una de ellas es en ser lo que soy y no tener que aparentar a cada momento. Me parece un poquito falso hasta para ti. —.Escupí aquellas palabras como si veneno se tratase, como si la lengua me quemase. Escupí después cerca de sus zapatos y caminé de lado a lado, observándole, preparándome para volver a hablar. — Lo dudo muchísimo, ¿sabes? Ahora que lo dices, creo que prefiero quedarme para que, la que tenga que dar un poco por culo aquí sea yo. Ya sabes, gajes del oficio amigo. Y no te molestes en gastar saliva llamándome puta tan sutilmente, no te pega. Y a mí tampoco me pega negarlo. Si pretendías que me molestara o algo parecido, lo siento, no te ha surtido efecto. Inténtalo para la próxima. —.Sonreí ampliamente guiñándole inclusive un ojo con toda la arrogancia y prepotencia que me era posible.

Me aparté tranquilamente pues él me dio un empujón, como si quisiera irse él. Lo que pasaba es que, yo iba a seguirle. Por joder. Él era mi nuevo plan. Mi entretenimiento esta noche. Por mucho que se fuera yo seguiría sus pasos de cerca. Así que sin más preámbulos, cogí, me arreglé un poco la ropa y comencé a caminar detrás suya, tarareando la canción de Highway to Hell, de AC/DC, una canción que en estos momentos pegaba mucho y merecía la pena.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
CREADO POR MISS NATASHA PARA SOURCECODE ● NO BORRAR CRÉDITOS
avatar
H. Ljubičić Køvačević

Mensajes : 32
Puntos : 23
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por Kaeden A. Myers el Sáb Sep 22, 2012 8:49 pm

No parece afectarle que la llamen puta de forma tan descarada, eso será porque está muy acostumbrada a que se lo llamen. Bueno, punto a su favor, ahora ya puede seguir buscando apelativos cariñosos para la rubia, a ver si alguno de ellos consigue espantarla de todos y hacer que su noche sea completamente tranquila. No estaría mal, porque como ya he dicho, Kaeden tiene mucho trabajo esa noche, y no quiere malgastar su tiempo hablando con ella. Tienen toda la eternidad para hablar de ello, eso si no acaban con ellos antes. Pero vamos, que en principio tienen tiempo. Anda a paso bastante rápido, dando grandes zancadas. Es lo bueno de ser tan alto, sus pasos son más largos y él siempre lleva un ritmo acelerado. Y hay que verle correr, no hay fugitivo que se le escape.

Acelera un poco más el paso cuando se da cuenta de que ella le está pisando los talones, mientras se dedica a tararear una canción del todo divertida en esa situación. El sentido del humor de los demonios es tronchante, como se puede observar. Suelta una pequeña carcajada y niega con la cabeza. A Kaeden le gusta mucho la música, posiblemente sea una de las pocas cosas de las que puede disfrutar y que no implica hacer daño a nadie. Incluso canta, aunque eso lo hace cuando no hay nadie para escucharle. O al menos no alguien como Hache, que se reiría tanto si canta bien como si canta mal. En alguna de su vidas, poseerá a un tío con una voz espectacular y grabará su propio disco. Sí, eso no estaría mal, es una pena que ahora mismo el mundo sea un auténtico caos y que él, como demonio, sea el foco de muchas personas. Desgraciadamente en el mal sentido. La mira de reojo, dejando de lado todas esas ensoñaciones por un ratito.

No pierdo facultades, amor, ser gracioso es positivo, ser gruñón negativo —al menos así es para la mayoría de las personas. Él es un poco de las dos cosas, dependiendo su estado de ánimo y de sus ganas de estar bien con la gente—. Yo les doy esperanza, les hago creer que pueden sacar algo bueno de todo eso y me aprovecho de ellos. Les tengo controlados, les tengo besándome el culo, acojonados. Disfruto de su terror y del daño que les infrinjo. Claro que, entiendo que a ti te van cosas más simples como el dolor físico. No te preocupes, entiendo que tienes tus limitaciones —no pretende que lo entienda, él disfruta de lo que hace a su manera, es un demonio en toda regla. No un loco desquiciado que se dedica a torturar a todo aquel que le mira raro o mal—. Oh, entonces... ¿no te vas? Lo siento por tus clientes, te echarán de menos esta noche.

Le da igual que no le afecte que la llame puta, él es un cerdo machista y siempre lo seguirá siendo. No tiene mano para las mujeres... o sí, pero cuando le interesa. Sabe cómo tratarlas para conseguir lo que él busca, pero lo hace por guardar las formas, si se mostrase tal y como es con todas se le escaparían el noventa por ciento de ellas. Aunque tenga que fingir, le gusta conseguir que todas acaben comiendo de su mano. O casi todas, también hay excepciones, y esas son sus favoritas. Le gustan los retos.

No querrás cabrearme, Hache, no hoy. Esfúmate, ya jugaremos cualquier otro día —hasta el momento siempre ha sido bastante bueno con ella, claro que no le importará hacer una pequeña excepción si ve que se pasa de lista. De momento lo está aguantando bien, pero es cuestión de tiempo que se le crucen los cables, mande todo a la mierda y haga que Hache se arrepienta de todo lo que está diciendo. De buenas puede que él acceda a jugar, de malas ese juego se acaba.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por H. Ljubičić Køvačević el Sáb Sep 22, 2012 9:34 pm



WHAT THE FUCK!?
H.Ljubičić Køvačević y Kaeden A. Myers
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
23:05 PM22 de SeptiembreCalles y callejones
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Esa vez sí que se había pasado. Kaeden se había pasado con tanto machismo y le había tocado la fibra sensible a Hache. No solía desmoronarse por nada y mucho menos por cosas que tuvieran que ver con algo que le había dicho otro tío pero entre el cabreo con la humana, el haberse encontrado con éste y demás, habían explotado ya en su cabeza. La habían mareado y debilitado. Se había quedado callada sin saber qué responderle, sin querer responderle tampoco. Incluso se había quedado parada por un momento dejando que él avanzase todo lo que quisiera. Tampoco había sido un buen día para ella y tampoco quería llegar al punto de cabrearle hasta que llegasen a las manos. No se sentía con fuerza esa noche. Nadie sabía que su lado "humano", el alma que estaba encerrada en el cuerpo de la chica, hacia mella en según que cosas. Antes, quizá, no le habría afectado en lo absoluto que se pusieran machistas con ella pero ahora no lo soporta. Desde hace tiempo que no lo soporta. No sabe, ni si quiera se cree ni entiende, cómo es posible que los humanos crean que las mujeres son débiles. Si ellos por una vez, sólo por una vez, se hubieran pasado por el Infierno y viesen lo que las mujeres de ahí abajo son capaces de hacer cambiarían de opinión totalmente, aunque algunos demonios como Kaeden, ya puedes demostrarles lo mucho que vales que seguirás siendo inservible.

Negué con la cabeza y me recogí el pelo en una coleta alta y mal hecha, sacándome de los bolsillos el paquete de tabaco que llevaba. Me puse un cigarro entre los labios y usé la piroquinesis para encenderlo, dándole un par de caladas puesto que necesitaba relajarme de alguna manera. No tenía ninguna botella de alcohol cercana así que, ¿qué mejor que ponerme a fumar? Tampoco tenía ningún tipo de droga ilegal, y echaba en falta la cocaína por mi sangre, pero me quedaba el tabaco. Una droga legal y fructífera en su mayoría.
Volví a echar a caminar pero guardando una distancia con respecto a Kaender. No le temía, pero ya no me apetecía discutir. Había sido entretenido mientras había durado pero si él echaba la toalla o algo así, pues tenía que joderme. Realmente había sido un buen reencuentro y no me esperaba menos, ni de él, ni de mí. Me caía bien al fin y al cabo. Después de tanto tiempo...Algún vínculo amistoso podría haberse formado, creo yo.

— Me aburro, Ka. Déjame ir contigo. Prometo que si me dejas y tienes que hacer pactos, no interferiré. Me esconderé o algo parecido. Pero quiero ir. Hacer algo, qué sé yo. Es muy pronto para volver a casa y no estoy cansada y mucho menos tengo sueño. La telebasura es eso, una basura. Tampoco me apetece ver películas porno mientras como helado y bleh...No tengo nada mejor que hacer. De todas maneras, ya te dije que no estaba de humor para mucho más. Y no, no me vengas con: ¿Y a mí qué me importa lo que tú me digas?. Que no me hace falta. —.No sabía como era posible que palabras tan cursis y profundas para un demonio habían salido así, como si nada de la boca de uno de los de la raza. Realmente cuando decía que no estaba de humor, ¡es que no estaba de humor, joder! Y me pasaban cosas como éstas, que por mucho que intentase ocultarlo había una espina clavada en mí. Pero no era nada relacionado ni con Kaender y ni mucho menos con la humana de hacía unas horas. No. Tenía que ver conmigo misma. Con mi mentalidad, con mi fe, mi creencia en Lucifer, con mi confianza en mí misma. Era una batalla interna. Una lucha entre el bien y el mal estaba desatándose en mi interior y me iba a volver loca. ¡Loca! Obviamente por mucha bondad que pudiese transmitir al cabo de X tiempo seguiría siendo la misma hija de puta, con su lado perverso bajo la manga, algo que no iba a dejar ni a suprimir. La pregunta era, ¿podrían coexistir mi parte buena y mi parte mala? ¿Acaso tenía yo parte buena o la puta humana que se había quedado encerrada en su propio cuerpo hacía más estragos de los que yo me pensaba? Preguntas, preguntas y más preguntas. ¿Respuestas? Ninguna.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
CREADO POR MISS NATASHA PARA SOURCECODE ● NO BORRAR CRÉDITOS
avatar
H. Ljubičić Køvačević

Mensajes : 32
Puntos : 23
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por Kaeden A. Myers el Sáb Sep 22, 2012 9:56 pm

Sabe que le ha tocado mucho las narices con ese comentario, y eso que no ha dicho ni una cuarta parte de lo que podría haber soltado por esa boquita suya. Como que sólo sirven para follar y para preparar la comida, que son unas inútiles, unas débiles que se tiran el día llorando y que dependen completamente del hombre. Y chorradas varias, en cuanto a eso Kaeden es bastante simple, aunque es consciente de que una mujer puede suponer también un peligro para él. Si hay algo que hay que reconocer es que es débil ante ellas. Dentro de lo que cabe, claro. Es un demonio, pero también es hombre y la carne le pierde casi por completo. No puede evitarlo. Si a eso le sumas que piensa que las mujeres son terriblemente despiadadas, frías y calculadoras... vamos, que el concepto que tiene de ellas no es precisamente muy bueno, por eso suele andarse con mucho ojo con ellas, e intenta relacionarse con aquellas que no pueden suponerle un peligro de verdad. Hache podría ser un peligro, por ejemplo. Es un demonio, es inteligente y muy sádica. Aunque es... ¿amiga? O algo así, hay que reconocer que tampoco se fía de ella, no del todo.

Sigue con su camino respetando el silencio, manteniendo su paso rápido e ignorando por completo a la rubia. ¿Y qué si le ha hecho daño? Le da exactamente igual, de hecho es lo que pretendía, de modo que misión cumplida. Mientras camina vuelve a sacar el paquete de tabaco, el cigarro que se ha fumado antes le ha sabido a poco, porque además le han arrebatado cruelmente la mitad de él. Repite el proceso anterior y pronto tiene el cigarro consumiéndose entre sus labios muy lentamente. En cierto modo el cigarro le recuerda a las almas que envía al infierno: las enciende y deje que se quemen lentamente. Lo bueno es que el cigarro se consume en cuestión de minutos, las almas tardan más en verse afectadas y es una tortura mucho mayor. Suelta un bufido cuando escucha los pasos de la rubia de nuevo, y suelta uno aún mayor cuando ella le alcanza y se pone a hablar. Va a tener que aprender búlgaro antiguo, porque ya no sabe qué idioma usar para explicarle que le deje en paz de una vez por todas.

Me da exactamente igual qué hagas con tu vida, no es problema mío —aclara, aunque es un punto que ambos tenían bastante claro desde un primer momento. Rueda los ojos mientras la escucha parlotear como si fuese una cría pequeña, que le pide de forma insistente que la lleve al zoo, al parque o al cine. No, no quiere tenerla cerca, ni en pintura—. Puedes tomarte unos cuantos somníferos o... espera, ¿ves porno mientras comes helado? —¿qué clase de inutilidad es esa? La mira como si estuviese loca antes de suspirar—. Debes ser la única a la que le apetece comer helado mientras ve porno, pero en fin. Yo no estoy de humor para hacer el tonto, así que ve a casa y sustituye el comer helado por masturbarte, así se hará todo más entretenido y tal. De nada, por cierto.

Como si le acabara de abrir las puertas del cielo o algo de eso. Da una larguísima calada y mantiene el humo en sus pulmones, pensando en que tiene que relajarse o acabará explotando. Pero explotando de verdad. Está al borde, que le intente joder es una cosa, puede soportarlo, pero que se ponga pesada en plan niña pequeña ya le cabrea de verdad. Kaeden se ha caracterizado siempre por ser bastante paciente, pero Hache consigue llevarle siempre al extremo y acaba rompiendo siempre sus esquemas.

Hache...
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por H. Ljubičić Køvačević el Sáb Sep 22, 2012 10:13 pm



WHAT THE FUCK!?
H.Ljubičić Køvačević y Kaeden A. Myers
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
23:05 PM22 de SeptiembreCalles y callejones
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


— Espero que algún día te mueras y ni se te ocurra resucitar. Espero, que si algún día la acabas palmando sea yo tu puto verdugo porque créeme chaval, das asco. Das muchísimo asco. ¿Acaso tú nunca tienes problemas? ¡Claro que no! Eres un tipo duro. No un llorón. Perdona que te diga Kaeden pero, ¿sabes? Quién se desahoga es porque al fin y al cabo se acaba cansando alguien de ser lo que es. ¿Nunca has tenido crisis de identidad? ¿Ni cuando eras humano? Eso no te lo crees ni tú, que lo sepas. Deberías de dejar de ser tan gilipollas, y ojo, digo gilipollas, que no fuerte. Te admiro porque tienes los cojones bien puestos pero de vez en cuando escuchar al prójimo no está mal, ¿y sabes por qué? Porque algún día tu necesitarás que te escuchen y será en ese momento cuando suden de tu culo. Kaedenyotodolopuedotodolovalgoporquesoyelmásmejor. Venga ya... —.Resoplé, cansada ya de sus gilipolleces de chico malo, tipo duro y polladas varias. Ya, al final sí que me he cansado y cabreado. ¿Bipolar? Sí, mucho. Hacía un momento era como una niña con la regla y ahora tengo ganas de reventar cabezas. Bueno, de reventar su cabeza, que es distinto. Lo último lo dije todo junto y a prisa, pues pensé que dándole un tono de humor al discurso familiarizaría un poco más las cosas. Siempre me pasaba lo mismo. ¿Defecto, virtud, cualidad? Y yo que sabía, simplemente me salía solo y ya está.

Ni si quiera me paré, ni le esperé, ni hostias en vinagreta. Simplemente me decidí a ir por mi camino. ¿Quería que le dejase en paz? Okey, ya lo tenía. Esperaba no volver a encontrármelo por Praga porque iba a reventarle la boca de una patada como le volviese a ver. Lo tenía clarísimo. Caminé a zancadas no demasiado largas y tampoco demasiado rápidas pues era más pequeña que él y eso se notaba. Me saqué el Ipod del bolsillo y me coloqué música con tal de relajarme, poniéndome solo un pinganillo porque, ¿para qué usar ambos si con uno ya iba bien?
Volví a sacarme un cigarro más. Necesitaba beber, fumar, lo que fuese. Inclusive follar. ¡Recordando lo de follar...! El muy gilipollas se había tragado que mientras veía porno, me quedaba como si nada comiendo helado. Podía comer helado viendo una película, alguna serie...¿Pero porno? Tío...Que estoy mal de la cabeza pero en mi puta vida he mezclado peras con cebollas, vamos no me jodas. Muy tonto hay que ser para creerse semejante estupidez. Me giré con una sonrisa en los labios, negando con la cabeza y llevé mi mano libre hacia mi bolsillo, moviéndome, balanceándome delante hacia atrás sobre las puntas de mis pies.

— Y por cierto...No como helado mientras veo porno, idiota. No sé como te has podido creer eso. Simplemente, era una forma de hablar. —.Tras aquel dato que poco iba a importarle si era cierto o no volví a girarme con la intención de echar a andar hacia cualquier otro lugar. No tenía un rumbo fijo puesto en mente, algo se me ocurriría de camino a algún sitio. Quizá fuese al cementerio a exhumar cuerpos o quizá fuese a algún almacén a crear el caos en los trabajadores...Que sabía yo.

Cuando puse otra vez el pie derecho delante del izquierdo para dar un paso más a los que ya había estado dando, escuché la voz de Kaeden llamarme. ¿Qué pretendía? ¿Engatusarme? ¿O es que ahora cuando me diese la vuelta iba a darme un puñetazo en toda la cara para que espabilara? Ni idea, pero como siempre decía, me gustaba, me gusta y gustará siempre el riesgo, aunque teniendo cierta prudencia. Poco a poco fui girando mi rostro y también mi cuerpo al ver que no había, de momento, ningún movimiento amenazado por su parte. No siempre era un chico predecible y había que tener mucho cuidado en esos momentos porque nunca sabías por dónde te podía salir. Capaz era de llenarte de halagos y flores que llamarte de todo o darte una paliza, simplemente porque le apetecía.

— ¿Qué quieres? —.Pregunté con un tono de voz de lo más seco, mucho más que la mojama, crujiéndome los dedos al entrelazar mis manos entre sí y exponer las mismas delante de mi cuerpo, haciendo un sonoro ruido, esperando respuesta por su parte mientras acababa al final por cruzarme de brazos, con la ceja derecha alzada y mirándole, impaciente.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
CREADO POR MISS NATASHA PARA SOURCECODE ● NO BORRAR CRÉDITOS
avatar
H. Ljubičić Køvačević

Mensajes : 32
Puntos : 23
Fecha de inscripción : 19/09/2012
Edad : 27

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por Kaeden A. Myers el Sáb Sep 22, 2012 10:38 pm

La forma en la que explota es impresionante, pero es aún más impresionante ver cómo él aguanta el chaparrón como un auténtico campeón, sin pestañear ni una sola vez en lo que ella se dedica a desear su muerte -que oye, si quiere que sufra que lo mande al infierno, la muerte se le antoja muy atractiva cuando ambas cosas se juntan- y a amenazar sobre cosas que no sucederán jamás. ¿Él? ¿Con problemas de ese tipo? Cómo se nota que es una mujer, es más débil, se deja llevar por sentimientos de ese tipo como si fuese una cría. Jamás se cansará de repetirlo, y ella jamás se cansará de cabrearse y de negarlo. No dice absolutamente nada, no porque no tenga cosas que decir, sino porque está buscando lo más adecuado para lo que él busca. Le complacería ver que ella derrama un par de lágrimas, pero por desgracia no es así, no le da esa satisfacción.

Se ha detenido justo cuando ha empezado el discurso y se ha dedicado a escuchar y a fumar tranquilamente. Ella necesita desahogarse, eso la hará sentir mejor, ¿no? ¡Pues genial! Siempre y cuando le deje en paz después. Es lo justo, él soporta todas esas ñoñadas de mujer y a cambio le deja solo. De vez en cuando asiente con la cabeza, no de forma demasiado creíble porque se nota que el rollo que está soltando no le interesa demasiado, pero al menos hace un mínimo esfuerzo, que eso ya es mucho viniendo de él. Pero... oh, espera, ¡se va! Estaría bien si eso no le dejara con la palabra en la boca, cuando al fin había encontrado lo que quería decir. En fin, ignora lo del tema de los helados y la llama, eso sí, sin acercarse a ella ni un solo paso. Teniendo en cuenta lo que va a soltar, seguramente le conviene estar lejos del demonio. Su integridad física se encuentra en peligro.

Euh... es que se te ha caído una cosa —dice en alto, para que pueda escucharle bien. Que le oiga es muy importante, no piensa repetirlo porque perderá toda su gracia. Señala al suelo, justo donde estaba antes y mira fijamente esa zona antes de mirarla a ella de nuevo—. Te has dejado la dignidad ahí mismo, mujer.

Sobra decir que lo de mujer lo ha dicho de forma despectiva, y que no ha tenido ninguna piedad al pronunciar esas palabras. No tiene sentimientos, hay demonios que puede resultar algo benevolentes, tal vez haya alguien capaz de comprender las palabras de la rubia, y de compartirlas, pero esa persona no será Kaeden. En cierto modo eso es una ventaja, porque no hará otra cosa a parte de hacer fuerte a Hache. Así es como uno se hace de piedra, a base de dolor, de humillaciones... de todo lo malo que uno se puede imaginar. Así es como se forjó él, pero en el infierno, hace mucho tiempo. Para cuando salió de él ya era el insensible que es ahora. Ella debería de haber hecho exactamente lo mismo.
avatar
Kaeden A. Myers

Mensajes : 61
Puntos : 101
Fecha de inscripción : 19/09/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: What the fuck!? /Kaeden.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.